FÓRMULA UNO

Rosberg es líder en casa

Nico Rosberg logró la pole position en el Gran Premio de Alemania y largará en primer lugar. Lewis Hamilton volverá a salir en segunda posición.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Nico Rosberg junto a Lewis Hamilton tras conseguir la pole position. Foto: EFE

El alemán Nico Rosberg (Mercedes), que había cedido el liderato del Mundial de Fórmula Uno la pasada semana a su compañero y rival inglés Lewis Hamilton, contraatacó en su casa y arrancará primero en el Gran Premio de Alemania de Fórmula Uno, que se disputa en el circuito de Hockenheim.

Rosberg, segundo en el Mundial, a seis puntos de los 192 con los que comanda el campeonato Hamilton, firmó la vigésima séptima 'pole' de su carrera en Fórmula Uno al cubrir durante la ronda decisiva de la calificación los 4.574 metros de la pista germana en un minuto, catorce segundos y 363 milésimas.

Exactamente 107 menos que el anterior, que lo acompañará de nuevo en una primera fila íntegra de Mercedes, en la última carrera previa a las vacaciones de un Mundial que no reanudará hasta el último fin de semana de agosto en Spa-Francorchamps (Bélgica).

Nico, de 31 años, los mismos que su antagonista, al que había cedido el liderato del Mundial el pasado domingo en Hungaroring -donde Lewis había logrado, por delante de él, su quinta victoria en seis carreras-, le replicó esta vez ante su público en tierras germanas.

Este domingo tendrá la oportunidad de recuperar el primer puesto del certamen si mantiene plaza y firma su vigésima victoria en la categoría reina del automovilismo. En la que, salvo sorpresa, lo único que está en juego es el 'golpecillo' psicológico en la pugna interna de la 'Fórmula Mercedes'.

Y, de paso, deshacer otro empate en el duelo doméstico: el de victorias en esta pista. Donde Hamilton ganó en 2008, el año de su primer título, con McLaren, y en la que Rosberg festejó triunfo hace dos años, la última vez que se rodó en Hockenheim.

Nico, que había dominado las dos sesiones del viernes, repitió primer puesto este sábado en el último entrenamiento libre, de nuevo por delante de Hamilton, que a punto estuvo de llevarse por delante al francés Romain Grosjean (Haas) en esa sesión al salir de garajes.

El inglés, que el año pasado revalidó para las 'flechas de plata' el título logrado en 2014, se la jugó: su acción fue revisada por los jueces, que dictaminaron una sanción, económica, de 10.000 euros (contra su escudería); en vez de una mucho peor, deportiva, que le hubiera supuesto la pérdida de diez puestos en parrilla por 'salida insegura'.

El excéntrico y espectacular piloto de Stevenage animó la jornada al marcar los mejores parciales en las dos primeras rondas de la calificación, de la que los españoles Carlos Sainz (Toro Rosso) y Fernando Alonso (McLaren-Honda) se despidieron tras la Q2.

Pero Rosberg, cuyo monoplaza se 'desinfló' en el primer intento de la ronda decisiva, se jugó todo a una carta y acabó superando por una décima a su 'enemigo íntimo' -pasado de frenada en su último giro-, con el que protagonizó un nuevo roce en tierras húngaras el pasado fin de semana.

Este domingo, Hamilton no renunciará a buscar su cuadragésima novena victoria en F1 y lanzarle un nuevo revés al hijo del mítico Keke, primer campeón mundial de Finlandia, con Williams y en 1982.

Despejada la duda de saber cuál de los dos Mercedes saldría primero, quedaba por resolver la batalla entre Red Bull y Ferrari, que se decidió claramente a favor de la escudería austriaca.

El australiano Daniel Ricciardo, que en Hockenheim celebra su Gran Premio número cien, arrancará tercero -el puesto que ocupa en el Mundial-, por delante de su joven compañero holandés Max Verstappen, único piloto que ha cuestionado (ligeramente) este año la hegemonía de Mercedes, al anotarse él único Gran Premio que ésta no se apuntó: el de España, en mayo.

Detrás de ellos lo hará el finés Kimi Raikkonen, por delante del alemán Sebastian Vettel, que debuta como ferrarista muy cerca de su casa, en Heppenheim y que aún no sabe lo que es ganar en una pista en la que no lo hizo ni siquiera en su periplo glorioso con Red Bull, en el que lideró cuatro 'dobletes', entre 2010 y 2013.

El mexicano Sergio Pérez (Force India), con dos podios este año y fuera de los puntos, por poco, en Hungría, los buscará de nuevo desde la novena posición, al lado del brasileño Felipe Massa (Williams) -décimo-. Justo detrás de ellos lo hará su compatriota Esteban Gutiérrez (Haas), undécimo este sábado.

Sainz, octavo en las afueras de Budapest; y Alonso, séptimo en la pista en la que en 2003 celebró la primera de sus 32 victorias, que el viernes festejó su trigésimo quinto cumpleaños en Hockenheim -donde en 2001 fue décimo, con un Minardi-, quedaron eliminados en la Q2 y arrancarán decimotercero y decimocuarto, respectivamente, este domingo, en Alemania.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)