NANDO PARRADO - MI OPINIÓN

La pasión no se paga con nada

Esta profesión periodística con los autos, generalmente no paga muy bien y los importadores y representantes, intentan pagar con los saladitos y croquetitas que dan a los periodistas, cuando realizan la presentación de un modelo.

Pero para mí, lo interesante, han sido las oportunidades que he tenido a lo largo de los años, de estar en los mejores salones del automóvil en el mundo, ver las mejores carreras y conducir los mejores autos. Pero el "bonus" más interesante ha sido el de poder compartir mesas de almuerzos o cenas con algunas de las personalidades más importantes de la industria y el deporte. Eso no tiene precio.

Hablar con Luca di Montezemolo, sobre Ferrari, probar Ferraris en Fiorano, hablar con Niki Lauda sobre Nurburgring, con el Lole Reutemann sobre la puesta a punto del Williams en Monza o con Jackie Stewart sobre la fineza del punta y taco y Spa bajo la lluvia. Y también hablando con Stirling Moss sobre la Mille Miglia 1955 o sobre la Targa Florio. He disfrutado conduciendo el McLaren F1, el Brabham BT44, el Matra 650 en Le Mans.

Esas son las cosas que me hacen seguir con pasión en esta profesión. Cosas que son impagables con croquetitas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)