FÓRMULA UNO

El maleficio húngaro

Ganar el Gran Premio de Hungría de Fórmula Uno no es bueno para el ganador, o al menos eso parece teniendo en cuenta los últimos resultados.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Feliz. El alemán se aleja en la vanguardia del certamen. Foto: AFP

Ganar el Gran Premio de Hungría de Fórmula Uno no es bueno para el campeonato.

Así, brevemente, se puede resumir lo que ha acontecido en los últimos tiempos con todos los ganadores de esa competencia, quienes al final de la temporada no lograron coronarse campeones del mundo.
Por lo menos, en lo que se refiere específicamente a los últimos 12 años.

Desde que en 2004 el alemán Michael Schumacher ganó el gran premio magyar a bordo de su Ferrari, logrando posteriormente su séptimo campeonato mundial, ningún piloto pudo volver a repetir ese halago: ganar en Hungría y ser campeón del mundo en la misma temporada.

En 2005 Kimi Raikkonen ganó la carrera con su McLaren, pero el título mundial quedó en poder de Fernando Alonso con Renault.
Jenson Button (Honda) triunfó en el año 2006, temporada en la que el asturiano Alonso lograba su segundo campeonato.

En el año 2007, venció Lewis Hamilton, con McLaren. Al final del certamen, se consagró campeón Kimi Raikkonen con Ferrari.
Al año siguiente, Heikki Kovalainen (McLaren) subió al escalón más alto del podio en el Hungaroring.

Su compañero de equipo Lewis Hamilton consiguió su primera corona mundial ese año.

El británico logró la victoria en 2009, pero el campeonato quedó en poder de Jenson Button, del equipo Brawn GP.

Mark Webber ganó el gran premio en el año 2010, con Red Bull, temporada en la que su compañero de equipo Sebastian Vettel se coronó campeón mundial por primera vez.

Jenson Button (McLaren) triunfó en el gran premio de 2011. Al final de ese año. Vettel lograba su segundo título.

Lewis Hamilton logró dos victorias consecutivas en Hungría en 2012 (McLaren) y en 2013 (Mercedes).

Y Sebastian Vettel se consagraba campeón del mundo con Red Bull en ambas temporadas, aumentando a cuatro la cifra de títulos obtenidos.
En 2014, Daniel Ricciardo le daba la victoria a Red Bull, año en el que Lewis Hamilton consiguió su segunda corona mundial, la primera con el equipo Mercedes.

Sebastian Vettel (Ferrari) logró ganar por primera vez en Hungría en el año 2015 cuando Hamilton lograba su tercer título mundial, el segundo con Mercedes.

El año pasado, Hamilton ganaba por quinta vez en Hungría y parecía encaminarse a la conquista de su cuarto campeonato mundial.
Pero al final de la temporada, fue su compañero del equipo Mercedes, Nico Rosberg, el que se quedó con la corona mundial.

¿Realmente existe un maleficio entre lograr la victoria en Hungría y poder ser campeón del mundo en la misma temporada?
Este domingo se develará una parte de esa incógnita.

Para conocer el resultado del otro 50%, seguramente habrá que esperar hasta el final de un muy parejo campeonato que actualmente tiene a Sebastian Vettel (Ferrari) liderando, con un solo punto de ventaja sobre Lewis Hamilton (Mercedes).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)