MI OPINIÓN

Hubo un duro inicio en El Pinar

FERNANDO PARRADO

NANDO PARRADO

El 5 y 6 de septiembre se disputaron las dos primeras fechas del campeonato de Superturismo, aplazado varios meses por el coronavirus.

Me sorprendió la gran cantidad de autos inscriptos y aguardaba dos buenas carreras. La primera de ellas tuvo como triunfador a Etchegorry, quien supo desenvolverse con claridad y talento. La segunda fecha, lamentablemente, nos dejó el mayor accidente en la historia de la categoría, y quizás del autódromo. Doce autos involucrados en la largada y con la suerte de que no hubo que lamentar ningún lesionado.

Tal vez jugó en contra el exacerbado ímpetu por correr, pero colisionarse de ese modo en la largada no es propio de pilotos de la máxima categoría de nuestro automovilismo. Durante el fin de semana también se reportaron varios “toques”.La esencia de este campeonato es correr sin tocarse, incitando al contrincante a que cometa errores, pero provocar este tipo de colisiones no es automovilismo puro. Por fortuna sólo se registraron autos destruidos y nada más, aunque las consecuencias pudieron ser fatales.

Pilotos, por favor, un poco de cordura, y a los comisarios, si hay que sancionar, ¡adelante!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados