AUTOMOVILISMO

El Dakar y su fiesta mayor

El príncipe Nasser Al-Attiyah volvió a ganar el Dakar en la categoría autos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El más rápido. El catarí Al-Attiyah retuvo la corona en la categoría autos, en un Dakar en el que la mitad de los competidores no llegó a la meta.

Algunos corren para ganar el Dakar, otros lo hacen para ganarle al Dakar. Así comenzábamos uno de los artículos previos a la largada de esta competencia, que más que una carrera es una prueba de supervivencia.

Cada uno de los participantes, trató de lograr su objetivo personal. Muchos pudieron cumplirlo totalmente, otros lo consiguieron en forma parcial y varios se volvieron a su casa con las manos vacías y una enorme sed de revancha. Solo un 53% de los que largaron, cruzaron la meta. Por esa razón, haber participado ya es símbolo de triunfo y victoria, por más que el éxito verdadero sea propiedad de cuatro, de los casi 416 valientes que largaron.

En autos, la victoria fue para Nasser Al-Attiyah, quien logró su segundo éxito en el Dakar (había ganado en 2011 con VW) y mantuvo la hegemonía de la marca MINI por cuarto año seguido.

El catarí fue protagonista de alto nivel durante toda la competencia, manteniendo una performance envidiable, basándose en un estupendo rendimiento de su auto y ganándole por buen margen a su escolta, el sudafricano Giniel de Villiers con un Toyota. La tercera posición fue para el polaco Krystof Holowczyc, también con MINI.

En motos, Marc Coma se mantuvo al frente tras tomar el liderazgo y se adjudicó su quinta victoria en el Dakar en una notable demostración, superando al portugués Paulo Goncalves y al debutante australiano Toby Price, completando un histórico podio para KTM

El franco-uruguayo Laurent Lazard logró llegar al final del rally ubicado en el puesto 44, sumando su séptimo arribo en nueve participaciones. La última jornada la ganó el eslovaco Iván Jakes.

En los cuatriciclos, donde el uruguayo Sergio Lafuente lideró la general al comienzo, pero luego abandonó, el triunfo fue para el polaco Rafal Sonik, cortando de esa forma la hegemonía de los pilotos sudamericanos en las anteriores ediciones. Segundo fue el joven argentino Jeremías González Ferioli y tercero el boliviano Walter Nosiglia. El ganador de la última etapa fue el sudafricano Willem Saaijman.

En la categoría camiones reinaron los rusos con sus Kamaz, copando absolutamente el podio: Mardeev, Nikolaev y Karginov.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º