AUTOMOVILISMO

El caballero de la Fórmula Uno, Stirling Moss, falleció a los 90 años

Nunca pudo conquistar el título mundial, pero siempre se lo consideró uno de los más grandes pilotos de toda la historia.

Stirling Moss, una leyenda del automovilismo
Stirling Moss, una leyenda del automovilismo.

El británico Stirling Moss, piloto de carreras calificado como uno de los mejores de la historia de la Fórmula Uno a pesar de nunca haber ganado el campeonato mundial, murió este domingo a los 90 años después de una larga enfermedad.

Compañero de equipo en Mercedes del cinco veces campeón mundial argentino Juan Manuel Fangio, el británico sobrevivió a una de las épocas más mortales del automovilismo con 16 victorias en grandes premios en la década de 1950 y principios de 1960. Cuatro veces subcampeón del campeonato, y también tercero en general en tres ocasiones, ningún otro piloto ha ganado tantas carreras sin llevarse el título.

Moss también fue el primer británico en ganar su gran premio en casa, venciendo a Fangio en el circuito Aintree de Liverpool para Mercedes en 1955, y su nombre se convirtió en sinónimo de velocidad para una generación de fanáticos.

“Murió mientras vivía, luciendo maravilloso”, dijo su esposa Susie al periódico Daily Mail. “Simplemente se cansó al final y simplemente cerró sus hermosos ojos y eso fue todo”, aseguró.

La noticia de su fallecimiento fue lamentada en todo el mundo del automovilismo, con la Fórmula Uno aclamando una ‘leyenda’ y ‘uno de los verdaderos grandes’. "Un competidor prodigioso, un corredor sumamente talentoso y un caballero consumado, deja una marca indeleble de grandeza en la historia del automovilismo internacional”, dijo McLaren ofreciendo sus condolencias.

El ex corredor y comentarista de televisión Martin Brundle aclamó a “un poderoso corredor y caballero”. Pero por su sentido del espíritu deportivo, Moss podría haber sido el primer campeón mundial de Gran Bretaña en 1958 en lugar de Mike Hawthorn.

Perdió el título por un solo punto ese año después de pedirle a los dueños que restablecieran a su compatriota descalificado en el Gran Premio de Portugal. "Sentí que estaba bastante mal y fui y di pruebas en nombre de Mike y dije que no debía ser descalificado”, dijo Moss, que ganó cuatro carreras ese año.

1962

Un accidente terminó con su carrera

Moss terminó su carrera profesional después de un accidente en Goodwood en 1962 que lo dejó inconsciente durante un mes y parcialmente paralizado durante seis meses.

Moss se enfermó en Singapur a fines de 2016 y pasó 134 días en el hospital luchando contra una infección en el pecho. También sobrevivió a una caída de tres pisos por el hueco de un ascensor en su casa de Londres en marzo de 2010, rompiéndose los tobillos y cuatro huesos en los pies.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados