en el disco

El camino hacia el año bisagra

HÉCTOR GARCÍA

El 2018 será un año muy importante para el turf nacional. Como año a año, al inicio se disputará un nuevo Mitin de Reyes que concita el interés burrero y social, lo que lleva a que las tribunas de nuestro Maroñas luzcan realmente rebosantes de público.

A un mes de la gran justa de Reyes, el burrero pondrá sus ojos en el clásico “Manuel Quintela”, la prueba clasificatoria para el “Gran Premio Longines Latinoamericano”, que se disputará en la arena de Maroñas sobre 2.000 metros con una bolsa a repartir de 500 mil dólares en una reunión que repartirá, además, más de 800 mil dólares en premio a nivel estelar.

Es que el Latino regresa a nuestro país por tercera vez en su historia y será el cierre de un exitoso ciclo de cinco años de la mano de la famosa marca de relojes y en donde, nuestro turf y elevage buscará de afanosa forma el primer éxito en un Latino actuando de locales.

La Comisión Hípica será la encargada de nominar al primer representante oriental que defenderá a nuestra bandera en conjunto con el ganador del Quintela y quizás tengamos otra gatera si es que algún propietario local accede a ello tras el pago de 25.000 dólares.

Durante todo el año 2018, Maroñas enviará al Laboratorio certificado por la IFHA muestras de 43 clásicos de nuestro calendario hípico.

Año bisagra para nuestro turf, por el Latino y por el envío de las muestras que demostrarán la profesionalidad oriental.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)