TENIS

Nick Kyrgios despidió a Pablo Cuevas

El uruguayo confesó que no jugó cómodo ante el ídolo australiano, que lo venció en tres sets en Melbourne.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Pablo Cuevas

No sentí que podía manejar tan bien la pelota como me hubiese gustado". Esa fue la autocrítica de Pablo Cuevas luego de la derrota sufrida en segunda ronda del Abierto de Australia a manos del ídolo local Nick Kyrgios.

El uruguayo jugó un durísimo partido y luchó durante casi dos horas antes de caer en el cierre de la actividad del Hisense Arena, la tercera cancha en importancia dentro del Melbourne Park. El 29 del mundo se impuso al salteño 6-4, 7-5, 7-6 (2) tras una hora y 59 minutos de juego.

La paridad la demuestra algunos números. Cuevas ganó el 80% de los puntos que inició con su primer servicio, contra el 79% de Kyrgios, pero a la hora de recibir sólo pudo completar con éxito el 25% de sus primeras devoluciones ante los saques del local. Por otro lado, Kyrgios conectó 50 tiros ganadores y en un partido tan cerrado cometió 27 errores no forzados, contra 32 y 21 del uruguayo, respectivamente.

"Por momentos estaba un poco retrasado en la cancha y eso me quitaba visión y ángulos porque me limitaba a jugar básicamente tiros cruzados. Me costaba abrir la cancha", expresó Cuevas. Sobre el tenis de Kyrgios, dijo: "Te hace sentir que no tenés tiempo y le gusta manejar los puntos con su saque. Además, con mi servicio me quebró por errores míos".

De todos modos, a partir del segundo set el uruguayo logró una leve mejoría, aunque no fue suficiente en este encuentro ante el nuevo ídolo local. "Dentro de esa sensación de estar limitado al hacer mi juego, corrí bastante; traje pelotas, jugué con segundos saques casi todo el tiempo y tuve chances de set point en el tercero. No había jugado nunca ante Kyrgios y me tenía confianza para ganar, pero jugando sin dominar es difícil ganarle a alguien de este nivel. Solo poniéndole entrega y colocando la pelota donde podía y no donde quería es muy difícil", añadió.

Show.

En un momento del juego el australiano se quejó en voz alta de los bolsillos de su pantalón corto, e incluso después fue al baño y volvió con otro short. "No me molestó, pero me llamó la atención en qué momento lo hizo", dijo Cuevas.

Todo es parte de un show que habitualmente, por diversas acciones, ha puesto a Kyrgios en medio de discusiones y también de desatenciones de sus rivales. "No presté mucha atención a lo que hacía. Sé que es un jugador que habla mucho dentro de la cancha y traté de hacer lo mío. Ni me desconcentré ni me fijé en él. Lo escuchaba y me parecía, por ejemplo, que exageraba al felicitarte por un tiro bueno", describió Cuevas.

"Yo me focalicé en lo mío y no me salí del tema tenis. Obviamente cuando jugás ante un tenista con sus características, te acordás antes del encuentro de lo que hace y sabés que puede haber show y el público jugar mucho con eso. Me lo mencionó antes del partido Luli (Mancini, su entrenador), pero yo básicamente estaba haciendo lo mío".

Kyrgios.

El australiano confesó que debía ganar en tres sets ante Pablo Cuevas ya que "se trata de un gran competidor, uno de los mejores del circuito, así que estoy feliz de haber terminado el partido en sets corridos". El próximo rival de Kyrgios será el checo Tomas Berdych, sexto cabeza de serie y con posibilidades de superar a Rafa Nadal en el quinto puesto mundial tras la derrota del mallorquín a manos de Fernando Verdasco en su debut.

"Creo que no hay arreglos"

Ante la explosión mundial del tema apuestas en el tenis, Pablo Cuevas se refirió al asunto, pero dejando claro que está bastante por fuera de las novedades. "Leí muy poquito del tema. Me guío más por lo que escuché. La verdad que no le di importancia", afirmó. "La información que aparece es muy pobre. Yo creo que no hay arreglos de partidos. Al menos en el vestuario y donde yo me muevo eso no pasa", añadió. "Me sorprendió cómo se armó un poco de revuelo con esto, cuando se dan nombres y está todo prendido del aire. Pese a todo esto que se anda diciendo, en estos días el ambiente en el vestuario entre los tenistas no cambió".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)