uruguay open

Una gran fiesta

El torneo innovó, abrió la cancha y fue un éxito en el Carrasco Lawn Tennis.

Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

El cierre del Uruguay Open fue perfecto. Estadio lleno en el Carrasco Lawn Tennis y la consagración de Pablo Cuevas como campeón por tercera vez en Montevideo luego de haber logrado el título en 2009 y 2014.

Con muchas cosas positivas y otras a innovar para seguir mejorando, la organización dio un paso gigantesco en todo lo que rodea al tenis.

“Estamos muy contentos por cómo se dio todo porque más allá del amor que le ponemos todos, el laburo que hacemos y el esfuerzo, tuvimos la suerte de que el clima cedió y estuvo espectacular. Además, nuestro principal favorito, Pablo Cuevas, fue ganando y avanzando hasta quedarse con la copa. Así que más no podemos pedir”, le contó a Ovación Diego Pérez, el organizador del Uruguay Open.

En lo deportivo -acaso lo principal y clave para el crecimiento- el torneo ofreció un muy buen nivel con la presencia de 13 jugadores ubicados entre los 125 mejores del mundo y también tuvo a cuatro excampeones jugando nuevamente en el Carrasco Lawn Tennis, como Pablo Cuevas y los argentinos Máximo González, Carlos Berlocq y Guido Pella.

“El nivel de juego fue muy bueno y a los excampeones se sumaron algunas gratas sorpresas y jugadores que llegaron por primera vez a Montevideo que se fueron con muchas ganas de volver”, explicó Pérez, quien se destacó como jugador profesional en las décadas de los ‘80 y ‘90.

Entre los más destacados como sorpresas resaltó lo hecho por Gastao Elías, el portugués que primero eliminó a Guido Pella (segundo sembrado) en cuartos de final y luego llegó a la final para hacerle frente a Pablo Cuevas, quien tras dos años de ausencia en el Challenger de Montevideo regresó para ser campeón.

“Lo de Pablo es un capítulo aparte. Vino después de dos años y tuvo una gran semana para seguir confirmando su recuperación. La última vez en Montevideo había sido con derrota con Pella en dos sets, después no pudo jugar por Copa Davis y a veces la gente eso no lo ve muy bien, pero en este torneo quedó claro que la gente lo apoyó y sobre todo él lo demostró jugando y quedando muy contento con el título”, remarcó Diego Pérez.

Pero no solo de tenis vive el Uruguay Open, porque a lo deportivo se sumó una variada propuesta. “Tuvimos el kids day que fue un éxito con los niños y los jugadores, el evento de tenis para ciegos -que fue algo realmente emocionante poder ver a esos muchachos pegarle a la pelota- y la exhibición con Pablo Cuevas, Guido Pella, Diego Forlán y Martín Bossi que fue un éxito. A eso le sumamos la Fan Zone con diferentes espacios para todo el público”, explicó.

La edición número 17 del Uruguay Open ya quedó atrás, pero sus organizadores no paran. “Seguimos de largo casi porque ya ponemos la cabeza en el próximo torneo, en cómo innovar, qué hacer y qué ofrecerle a la gente para continuar creciendo y captando la atención de todos en el futuro”.

LO NUEVO

El Uruguay Open trajo novedades.

- Fan Zone: Sobre la calle Couture se instalaron varios foodtrucks con diversas comidas y bebidas, stands de auspiciantes con interacción con el público, música en vivo y varios DJ’s que animaron cada una de las jornadas en el Carrasco Lawn.

- Innovar: “La idea es buscar cosas distintas y entretenidas para que la gente no solo venga a ver tenis”, dijo Diego Pérez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)