tenis

Australia está calentando

Djokovic y Serena son candidatos a quedarse con el primer Grand Slam.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Djokovic

Las baterías se cargan a los casi 40 grados de temperatura, e incluso a veces más, en los entrenamientos previos al Abierto de Australia, cuya ronda clasificatoria se está liquidando y anoche conocía el sorteo de sus cuadros.

Serena Williams y Novak Djokovic centran la atención no sólo por su condición de uno del mundo indiscutidos en cada rama, sino porque llegan luego de haber sido dominantes en 2015, aunque con dudas sembradas en el caso de Serena, y ambos con la espina de haber quedado a un partido de ganar cada uno el Grand Slam en la temporada pasada.

Al serbio se le atragantó Roland Garros, incluso luego de ganarle a Rafael Nadal, y a la estadounidense el US Open nada menos, en su tierra y el último de los grandes torneos del año.

preferido.

Djokovic se siente en casa en Melbourne. El de Belgrado ya ganó este torneo en cinco ocasiones, 2008, 2011, 2012, 2013 y 2015, en la misma cantidad de ocasiones en las que llegó a la final.

"Si gana en Australia, se queda con los cuatro torneos de Grand Slam del año", dijo hace un par de días Mats Wilander, acaso previendo una nueva dominación extrema del líder actual del mundo del tenis masculino.

Una situación diferente es la del dos del mundo, Andy Murray, finalista cuatro veces, pero que nunca logró quedarse con el torneo.

No pudo con Roger Federer en 2010, ni con el serbio Novak Djokovic en 2011, 2013 y 2015.

Incluso pese a las derrotas se siente más fuerte en Melbourne que en cualquier otro torneo de los de Grand Slam, y fue el primero de los top 5 en pisar las instalaciones del Abierto de Australia para entrenar, ya que llegaba luego de jugar la Copa Hopman.

Roger Federer es el tres del mundo y lo ganó cuatro veces, en 2004, 2006, 2007 y 2010, pero hace ya casi tres años que no levanta una copa grande, aunque bueno es destacar que ha llegado a definirlas.

Desde Wimbledon 2012 no se lleva un trofeo, y en el caso de Rafael Nadal, campeón en 2009 en Melbourne, desde Roland Garros 2014 no puede quedarse con un trofeo importante. Incluso el último de Grand Slam fuera del polvo de ladrillo fue el US Open 2013.

En medio de ellos se coloca Stanislas Wawrinka, hasta hace un par de años el otro suizo, y ahora una pesadilla en estos torneos, tras vencer en la final de Melbourne a Nadal en 2014 y cortarle el sueño del Grand Slam a Djokovic en París en la temporada pasada.

favorita.

Serena Williams va por su séptima copa en Melbourne, luego de las de 2003, 2005, 2007, 2009, 2010 y la conseguida el año pasado.

Las dudas principales sobre su posible actuación pasan por el estado de su rodilla derecha, y de cómo ha afrontado el parate pos desilusión de quedar sin posibilidades de completar su año soñado en Estados Unidos.

Luego de eso se refugió en sus afectos y no compitió más hasta que salió a la cancha en el inicio de este 2016 cuando decidió bajarse de la Copa Hopman.

"Serena estará lista para el Abierto de Australia. Hemos tenido una gran pretemporada. Ella está física y mentalmente en forma", señalo Patrick Mouratoglou, entrenador de la uno del mundo, en una charla con el sitio web USOpen.org.

Dijo que ya no quedan rastros de las inflamaciones y que llegará en forma al primero de los grandes del año.

Será su primer gran desafío y aunque tiene sobrada ventaja sobre el resto en el escalafón, lo más claro es que la mirada será sobre su tenis y no sobre su ranking.

Cuevas trata de quebrar su marca maldita en Melbourne

n El uruguayo Pablo Cuevas buscará una primera ronda que le permita romper esa marca maldita de no poder llegar a la segunda en Melbourne. El uruguayo ha participado en tres ocasiones del primer torneo de Grand Slam de la temporada, y siempre perdió de entrada. En 2010 fue eliminado por Feliciano López, estando ambos con ranking parecido, ya que Cuevas estaba 48 y el zurdo español 46. En 2011 fue derrotado por el portugués Frederico Gil y el año pasado le ganó el alemán Matthias Bachinger. Vale recordar que en el partido ante López el uruguayo jugó intentando recuperarse de una fractura en su mano izquierda.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)