GUIDO PELLA

"Este año el cuadro es durísimo"

Campeón del Uruguay Open en 2015, integrante del equipo argentino que ganó la Copa Davis en 2016 y número 66 del ranking mundial, Guido Pella (27) regresó a Montevideo para pelear nuevamente por el título en el Carrasco Lawn Tennis y cerrar otra temporada en el circuito profesional.

Foto: Gabriela Oxilia
Foto: Gabriela Oxilia

-¿Qué significa para vos jugar el Uruguay Open?

-Es una alegría. Siempre que tengo la posibilidad de venir lo hago. El año pasado había terminado la temporada antes y no pude venir a defender el título de 2015, pero este año me ofrecieron estar y siempre lo tengo en mis planes. Es un torneo que me gusta mucho y me trae muy lindos recuerdos porque he venido de chico a jugar COSAT. Este es un club con mucha historia en mi carrera y además estoy al lado de casa. Uruguay es un país muy lindo también y eso lo disfruto mucho.

-Esa cercanía te permite venir con tu familia también.

-Si obvio. Todo suma. En el circuito de tenis es muy difícil jugar torneos cerca de casa. Yo hago la gira sudamericana pero hay un torneo en Buenos Aires y un par en Brasil. Por lo general a los otros eventos mi familia no puede acompañarme mucho, pero acá vino mi novia y si llego al fin de semana vienen más familiares porque después tenemos planes en Buenos Aires. Eso me da mucha energía y me motiva a competir de la mejor manera para llegar a la definición y que me vengan a ver porque es algo que no siempre se puede dar.

-¿Cómo ves el cuadro principal del torneo?

-Este año es durísimo. Este año se ve que muchos jugadores quisieron venir. Está Pablo (Cuevas), que es local y la mayoría de los años está, pero hay varios que también vinieron y es un torneo que a los jugadores les gusta. Es duro, tiene mucha historia y muchos ganadores, por eso me genera mucha ilusión jugarlo para tratar de repetir lo del 2015. Sé que va a ser difícil porque hay jugadores muy buenos, pero haré todo lo posible.

-¿Cómo llegás a este Uruguay Open?

-Estoy bien. Cansa por lo que ha sido todo esta temporada porque ya estoy cerrando el año. Llego con lo último y con el resto de las fuerzas, pero me genera mucha fuerza estar acá, me motiva. Entonces por ahí las fuerzas que uno tiene y no sabe de dónde salen me llevan a estar en Montevideo y dar el máximo.

-¿De dónde saca el tenista argentino esas fuerzas a la hora de jugar partidos tan complicados o mostrarse en el circuito?

-Yo creo que depende del hambre que tenga cada uno, de las ganas, de los objetivos y saber que este es el trabajado de uno, que si no sos vos, es el otro. Y que si el otro te gana se lleva todos los puntos, la plata, la competencia. Uno trata de aferrarse a eso, intenta ganar o por lo menos de no hacerle fácil el partido al rival. Los argentinos tenemos fama de eso porque en nuestro país el deporte no es fácil, no hay mucho apoyo y es difícil que salga un tenista por todas esas carencias. Entonces nosotros venimos desde abajo, luchándola desde muy chicos y ahora que de profesionales empezamos a ver el dinero, los puntos y los torneos buenos, no queremos soltar eso y damos todo por mejorar.

-Pero eso también lleva un trabajo y un sacrificio importante.

-Obviamente que el hambre es una partecita nomás. Después tenés que competir bien, estar en condiciones, entrenar todos los días. Son muchas cosas. El argentino siempre tiene ese hambre a la hora de competir y esas ganas que son un aporte importante, pero después si tenés consistencia y mucho trabajo encima, generalmente los resultados se dan. Pero como todo, es una partecita para llenar el conjunto.

-¿Con qué te vas conforme de Montevideo?

-Ganando (risas). Yo siempre voy a cada torneo con las expectativas altas, sabiendo que muy pocas veces uno se lleva la copa. Este año gané dos challengers y ojalá que este no sea la excepción. Hay grandes y muy buenos jugadores, con mucha experiencia. Espero pueda jugar bien, que logre aprovechar las chances y poder ganarlo. Me encantaría salir campeón otra vez, pero si logro un buen rendimiento me voy conforme también.

EL RECUERDO

La Davis: lo más lindo

-¿Cuál fue el mejor momento de tu carrera hasta ahora?

-La Copa Davis del año pasado. Eso fue tremendo. Fue la sensación más linda de mi carrera, pero también este año tuvimos un golpe duro porque nos tocó descender.

-Eso dice también que es difícil llegar, pero más aún mantenerse.

-Sin dudas. A mí me pasó este año que arranqué 80 del mundo y en un abrir y cerrar de ojos en marzo estaba 170. Me preguntaba cómo hago para volver a estar arriba y ahora termino la temporada entre los 70 mejores. El tenis es así.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)