URUGUAY OPEN

“Acá me siento como en casa”

Es el tenista argentino que obtuvo más títulos de Challengers con 17 coronas y una de ellas fue la de 2011 en el Uruguay Open. Carlos Berlocq (34) fue campeón de la Copa Davis con el equipo albiceleste en 2016 y ahora, en los últimos pasos de su carrera, quiere seguir sumando éxitos.

“Son muy pocos los challengers con las instalaciones y el buen ambiente del Uruguay Open”, dijo Carlos Berlocq. Foto: Gabriela Oxilia
“Son muy pocos los challengers con las instalaciones y el buen ambiente del Uruguay Open”, dijo Carlos Berlocq. Foto: Gabriela Oxilia

- ¿Se puede decir que ya sos local en el Uruguay Open?

- Y… Sí (risas). Tengo muchísimos recuerdos en Montevideo y en el Carrasco Lawn Tennis, acá me siento como en casa. Conozco a la gente, al kinesiólogo a los chicos del transporte que me tratan como un uruguayo más y a toda la gente del torneo que me hace sentir realmente muy cómodo. Este es un evento extraordinario porque son muy pocos los challengers que tienen las instalaciones y el buen ambiente que hay acá. Lo disfruto muchísimo y siempre vengo con muchas ganas.

- ¿En qué momento de tu carrera te agarra este torneo?

- Evidentemente es la última parte de mi carrera, ya tengo 34 años así que no sé cuándo va a ser el final, pero sin dudas que es el último tramo. Eso no quita que tenga las mismas ganas que tuve todos estos años con muy buenos objetivos que me motivan para seguir adelante. Este año fue muy raro porque había arrancado muy bien, ganando buenos torneos de ATP, Copa Davis y Grand Slams hasta mitad de año que venía sumando buenos puntos con expectativas bastante altas y de repente empecé con una racha no muy buena y hace unas semanas tuve una lesión que me perjudicó un poco. Ahora eso me tiene con un mal ranking (está en el 120 del mundo), pero en este momento es cuando tiene que aparecer la experiencia. Tengo que estar tranquilo para seguir trabajando.

- En casos como estos lo anímico es clave también, ¿verdad?

- Sin dudas. El tenis es un deporte individual en el que si no estás bien de cabeza, físicamente o tenísticamente vas a la cancha y te superan. No es como un juego colectivo en el que quizás uno no rinde tan bien y por ahí tus compañeros te pueden reemplazar un poco. Acá si no estás al cien por ciento se siente y mucho.

- ¿Cuál es el mejor recuerdo que tenés del Uruguay Open?

- Como lindo, el título en 2011. Fue muy bueno y me agarró en una etapa muy buena de mi carrera en la que gané el challenger de Buenos Aires, donde jugué partidos muy buenos y luego vine acá, cansado y todo, y logré ganarlo también. Lo disfruté muchísimo porque siempre uno viene con la familia. No solo disfrutás jugando si no que también aprovechás y disfrutas la naturaleza de este torneo y de las instalaciones. Es el recuerdo más lindo ese. Pero también me acuerdo de una batalla muy dura con Pablo (Cuevas) hace varios años, allá por el 2006. Él era más joven pero le pude ganar un partido muy luchado (7-6, 4-6 y 7-5 en octavos de final) que fue de noche y ese también es un gran recuerdo en Montevideo.

- ¿Y este torneo cómo lo ves?

- Está competitivo el cuadro principal. Son partidos muy duros, pero espero poder estar en condiciones de ganarlos y lograr estar al cien por ciento de mis posibilidades

- ¿El objetivo es ser campeón?

- A mí me gusta ir más paso a paso. Siempre tenés la ilusión de que sea tu semana y de llegar al domingo, pero para eso queda muchísimo y cada partido es muy complicado.

ESPECIALIDAD

El camino por tierra.

Sus 17 Challengers fueron todos en polvo de ladrillo y entre los que ha ganado, entre 2005 y 2016, hubo uno que se lo adjudicó ante Pablo Cuevas en el duelo definitorio. El mismo fue en 2006 en el Challenger de Naples, donde venció a su colega celeste en dos sets por 6-3 y 7-5.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)