GRUPO D

Se los tragó sin morderlos

Como todos los uruguayos soñaron, volvió Luis Suárez justo ante Inglaterra y fue el héroe. Así, el "Pistolero" se vengó de tantas críticas recibidas de los ingleses dejándolos al borde de la eliminación.

Suárez festejando una de sus dos conquistas frente a Inglaterra. Foto: Nicolás Pereyra.

SAN PABLODANIEL ROSAjue jun 19 2014 20:34

¿Quién no se imaginó ganarle a Inglaterra con goles de Luis Suárez? Ni un uruguayo puede negar que ese el partido soñado. Y el “Pistolero” lo
hizo realidad.

“Lucho” tenía muchas venganzas que cobrarse. Es cierto, Inglaterra fue el país que lo cobijó y lo llevó a ser uno de los mejores delanteros del mundo (¿por qué no el mejor?), pero también el que sistemáticamente lo ha maltratado.

Todo empezó en 2010, cuando los ingleses sacaron todas sus credenciales de puros y lo criticaron por la mano del penal ante Ghana que terminó siendo decisiva. Hasta hoy lo siguen recordando y no por mala fe, vamos a ser claves, sino porque en verdad sienten que el fútbol debe jugarse con lealtad, sin hacer tiempo ni permitirse mañas para sacar un buen resultado.

Suárez fue tildado de tramposo por los medios ingleses y luego, cuando llegó para ponerse la camiseta de Liverpool, no le perdonaron una. Lo persiguieron, le dijeron piscinero, lo trataron de mal profesional, le dijeron que hacía trampas y prácticamente lo declararon persona no grata.

El punto máximo llegó con la suspensión de 10 partidos por morder a Ivanovic. Allí fue presa de todos los que querían mostrarlo como un monstruo y, vaya paradoja, este jueves en vísperas del juego un medio inglés de mucho prestigio como The Sun puso en tapa a jugadores ingleses con colmillos invitándolos a morder a Suárez. Lo que tanto criticaron, lo alentaron. Sin embargo, el que mordió fuerte, los masticó y se los comió, fue “Lucho”.

Su cambio luego de esa dura sanción fue total. Se dedicó a jugar, no recibió ni una sola tarjeta roja, ya no protestó tanto al árbitro ni a sus compañeros y así empezó a ganarse el respeto. Fue el máximo goleador de la Premier League con 31 tantos y elegido el mejor futbolista de la temporada. Las críticas cambiaron por elogios, pero todavía el salteño todavía tenía una espinita clavada.

Sí, Suárez tenía muchas razones para vengarse de los ingleses y lo hizo de la manera más dulce: siendo el verdugo dentro de la cancha, sin necesidad de recurrir a ninguna artimaña.

Les hizo dos goles y los dejó al borde de una temprana eliminación. Fue un monstruo, sí, pero jugando al fútbol. Los ingleses lo sufrieron, como todo el año, nada más que ahora también estuvieron incluidos los hinchas de Liverpool. Uruguay lo disfrutó y lo seguirá haciendo.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.