DEFENSOR SPORTING

Los violetas siguen estando de pie

“Generamos muchas cosas porque somos Defensor”, les dijo Acevedo.

Foto: Ariel Colmegna
Foto: Ariel Colmegna

Andrés Lamas hacía bicicleta. El capitán, era de los que se había levantado más temprano al otro día del empate frente a Liverpool. “Jugamos mejor contra Liverpool que con El Tanque en el partido anterior y sin embargo no pudimos ganar. Es el fútbol” se lamentó Lamas que vio el partido de afuera por una molestia que viene arrastrando en el posterior.

Es más, la idea era que pudiera jugar el domingo frente a Boston River, pero si no se recupera su lugar será ocupado por el juvenil Emiliano Álvarez. Es que Santiago Carrera, quien jugó por del capitán en los tres últimos partidos, vio la quinta amarilla frente a Liverpool y no podrá ser de la partida frente a Boston River. Otro que vio la quinta tarjeta amarilla y que tampoco jugará es Ayrton Cougo. Seguramente, Mathías Suárez pasará a la izquierda y podría ingresar Pablo López por derecha.

Juan Manuel Boselli se había quedado estudiando para un parcial hasta las tres y media de la mañana pero también madrugó y ya estaba en la cancha trabajando con el profesor Alberto Mena. El delantero, que cumplió los 18 años hace unos días, está terminando sexto de liceo y debe rendir Matemática B el lunes. Por eso no tuvo mucho tiempo para lamentarse por los dos puntos que dejaron en el Franzini el jueves y se sumergió en los libros.

La práctica estaba pactada para las once. La jornada comenzó con una charla del técnico Eduardo Acevedo a los futbolistas en la mitad de la cancha. Acevedo insistió en las fortalezas de su equipo y les explicó, una vez más, que generan muchas cosas porque son Defensor Sporting.

Luego, los técnicos se retiraron y los jugadores mantuvieron otros diez minutos de conversación entre ellos. Allí los más experientes le dijeron a los jóvenes -que son la mayoría en el plantel violeta- que si a cuatro fechas del final les hubieran dicho que iban a estar liderando la tabla Anual, lo firmaban todos.

Varios terminaron golpeados frente a Liverpool, entre ellos Facundo Castro que recibió una fuerte patada en la jugada del primer gol. Ayer, tras la práctica, almorzaron en el Franzini donde regresarán hoy para entrenar y concentrar.

Luces.

El jueves uno de los generadores contratados por el club se prendió fuego e incluso hubo que llamar a los bomberos. Eso fue lo que provocó los apagones. El juego pudo seguir porque se habían alquilado dos generadores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)