DESDE EL ARCO

Es el turno de los jugadores

JOSÉ MASTANDREA

Ramos -pase lo que pase de aquí en más con Peñarol- demostró que tiene la personalidad, las agallas y la capacidad para dirigir a un grande. Caminó por la cuerda floja al inicio de temporada y estuvo muy cerca de ser cesado después de haber perdido el clásico de invierno y del 0-3 ante Danubio en la Copa de Campeones. Claro, era otro Peñarol, otro plantel, pero Ramos no se quejó y siguió para adelante. Cuando los dirigentes se dieron cuenta que no se podía pelear el Uruguayo en esas condiciones, hicieron el esfuerzo y le dieron armas. También lo dejaron hacer, y logró hacer un Clausura notable. Peñarol podrá ganar o no el Uruguayo, pero la capacidad de Leo Ramos ya no estará en tela de juicio. Demostró que sabe. Ahora es el turno de los jugadores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)