FUTBOL INTERNACIONAL

Tomá lo tuyo y chau

Era una noticia tan esperada como insólita: apenas unos meses después de que la selección chilena lograra el mayor éxito de su historia, la conquista de la Copa América 2015, Jorge Sampaoli renunció al cargo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Reuters

Y es extraño porque no es el caso típico del DT que se marcha nada más lograr el objetivo para quedar en lo más alto. Su decisión es fruto de un grave conflicto que nada tiene que ver con lo deportivo, sino con lo institucional. La Federación chilena (ANFP) vive tiempos convulsos, como tantas en este continente, a raiz de la persecución a la corrupción que comenzó Estados Unidos, descabezando primero a la FIFA en un primer zarpazo y después a la Conmebol en el segundo. El presidente que le dio la confianza a Sampaoli y el que vivió los éxitos de la selección, Sergio Jadue, fue el primero de los dirigentes sudamericanos que aceptó la extradición para colaborar con la justicia estadounidense.

Bajo el mandato de su sucesor, Arturo Salah, se produjeron las filtraciones a la prensa local que hicieron que el técnico tomara la decisión. Se publicaron detalles muy precisos de su millonario contrato (con lujosos beneficios) y de los del resto de su equipo técnico. Además, entre esas filtraciones se relacionaban de forma turbia sus lucros con determinadas sociedades en paraísos fiscales. Sampaoli enfureció y le parecieron motivos como para marcharse, pero fue cuando tuvo que admitir que para ello debería antes "asaltar un banco". Y es que estaba obligado a pagar 6,3 millones de dólares para romper su contrato. La situación era insostenible ante su deseo de abandonar y ayer logró llegar a un acuerdo con la ANFP para reducir esa cantidad a 1,8 millones y hacer efectiva su marcha. El recientemente ganador de la Encuesta de El País como mejor entrenador de Sudamérica se fue, pero lo que quedó es la incertidumbre. Chile no comenzó de la mejor manera las Eliminatorias a Rusia 2018 (está 5° y de 4 partidos sólo ganó 2) y se le vienen Argentina y Venezuela en marzo, mientras en el horizonte está la Copa América Centenario en la que deberá defender el título logrado. El preferido por los hinchas es Bielsa, cuyo regreso es siempre difícil; sonaba Pellegrini pero ayer se desentendió del asunto y el tercer nombre es el del uruguayo Martín Lasarte, que ya avisó que no aceptaría para ser interino, sino para tener un proyecto.

CANDIDATOS

Lasarte quiere un proyecto

El técnico uruguayo Martín Lasarte dijo que sólo estudiaría la oferta si no fuese para ser interino: quiere un proyecto.

Pellegrini se bajó solo

El entrenador del City dijo ayer: "El cargo de seleccionador nacional no es algo que me guste e interese en este momento". Fue contundente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)