MUNDIAL 2018

Que tengas suerte...

El viernes, Uruguay conocerá a sus tres primeros rivales de entre 22 posibles. Lo dirá un sorteo que tuvo sus historias.

Sorteo del Mundial de Rusia 2018
Foto: archivo El País.

Ahora hay 32 equipos, televisión para todo el mundo y un fastuoso show, pero lo que ocurra el viernes en el Palacio de Congresos del Kremlin no será esencialmente distinto a lo registrado el 7 de julio de 1930 en el viejo edificio de la Asociación Uruguaya de Fútbol: expectativa general, papelitos con nombres de países, un recipiente para entreverarlos, una mano para extraerlos… y suerte para que te toque lo mejor.

Todos estarán pendientes del sorteo de Rusia 2018: del contenido de las bolillas y su orden de aparición dependerán los rivales, las sedes, los viajes y los posibles emparejamientos a partir de los octavos de final.

La necesidad de combinar los merecimientos deportivos, los objetivos económicos y el origen geográfico de los participantes determinó desde el comienzo de los mundiales que el azar fuera convenientemente dirigido por la acción humana. Más de una vez se discutió si también eran limpios o si existía algún tipo de arreglo, como las famosas bolillas frías. Por lo general, el grupo del anfitrión no resulta de los más complicados. Es cierto que en un mundial ya no existen los rivales fáciles, pero no es lo mismo Alemania que Irán, por ejemplo.

La designación de cabezas de serie, así como la integración de los otros bombos, fueron motivo de polémicas adicionales por la valoración que se daba en lo previo a cada equipo. En Alemania ‘74, Suecia fue incluido en el bombo de los equipos con menor poderío, junto a Zaire, Australia y Haití. Le tocó como rival a Uruguay y le hizo tres goles… Ahora, la FIFA somete todo el procedimiento a su ranking, con la excepción de Rusia, por ser el país organizador.

Ese ranking determinó que Uruguay fuera cabeza de serie en 2014. Sin embargo, esa posición tampoco le garantizó un sorteo favorable, pues le tocaron Inglaterra e Italia.

Bombos. Para 2018, el seleccionado celeste quedó en el segundo bombo. Como la regla es que en la primera fase no se enfrenten rivales de la misma confederación, salvo los europeos por razones de número, no deberá jugar ante Brasil o Argentina en su grupo. Tampoco le tocará ante los equipos que integran su mismo agrupamiento, en el cual hay varias potencias.

En cambio, podría enfrentarse con cualquiera de los integrantes del tercer y el cuarto bombo, donde hay africanos, asiáticos y centroamericanos pero también europeos, como Dinamarca, Islandia, Suecia y Serbia.

En resumen, para la primera fase de 2018, pueden ser rivales de Uruguay: Rusia, Alemania, Portugal, Bélgica, Polonia y Francia (bombo 1); Dinamarca, Islandia, Costa Rica, Suecia, Túnez, Egipto, Senegal e Irán (bombo 3); Serbia, Nigeria, Australia, Japón, Marruecos, Panamá, Corea del Sur y Arabia Saudita (bombo 4).

Y no le tocarán Argentina y Brasil, del primer bombo, ni ninguno del segundo: España, Perú, Suiza, Inglaterra, Colombia, México y Croacia.

Los bombos para Rusia 2018.
Los bombos para Rusia 2018.

Historia. Los sorteos mundialistas siempre fueron actos solemnes y públicos. Con el paso del tiempo se fueron convirtiendo en un verdadero espectáculo. Para Francia 1938, el encargado de sacar las bolillas fue el nieto del entonces presidente de la FIFA, Jules Rimet. Y Joao Havelange hizo lo mismo con su nieto para Argentina 1978. En tiempos modernos se apela a exjugadores, artistas o modelos.

Los organizadores de España 1982 intentaron darle un toque tecnológico y utilizaron máquinas para mover las bolillas, al estilo de la lotería. Pero algunas bolas se abrieron y perdieron sus papelitos: un papelón. La FIFA decidió no repetir ese sistema.

Para 1950, el sorteo tuvo lugar en el Palacio de Itamaraty de Río de Janeiro. Los cabezas de serie fueron Brasil, Italia, Inglaterra y Uruguay. Al grupo de los celestes fueron a dar Bolivia, Francia y Portugal. Sin embargo, los dos últimos decidieron a última hora no concurrir al Mundial, con lo cual a Uruguay le alcanzó con vencer a los bolivianos para meterse entre los cuatro mejores.

En Suiza 1954, la formación de las series fue muy particular. Se designaron dos cabezas de serie para cada grupo, que no se enfrentaban entre sí, como tampoco se medían los otros dos equipos. De esa forma, Uruguay jugó con Escocia y Checoslovaquia, pero no con el restante integrante de la serie, Austria.

¿Y cuáles fueron los rivales celestes en los siguientes mundiales?

Chile 1962: Colombia, Yugoslavia y Unión Soviética (Uruguay fue tercero, eliminado).

Inglaterra 1966: Inglaterra, Francia y México (Uruguay fue segundo, clasificado).

México 1970: Israel, Italia y Suecia (Uruguay fue segundo, clasificado).

Alemania 1974: Holanda, Bulgaria y Suecia (Uruguay fue cuarto, eliminado).

México 1986: Alemania, Dinamarca y Escocia (Uruguay clasificado entre los mejores terceros).

Italia 1990: España, Bélgica y Corea del Sur (Uruguay clasificado entre los mejores terceros).

Corea-Japón 2002: Dinamarca, Francia y Senegal (Uruguay tercero y eliminado)

Sudáfrica 2010: Francia, Sudáfrica y México (Uruguay clasificado primero).

Brasil 2014: Costa Rica, Inglaterra e Italia (Uruguay clasificado segundo).

1930: Se sorteó una semana antes del Mundial

El sorteo del primer Mundial se realizó el 7 de julio de 1930, una semana antes del comienzo del torneo: hubo que esperar que llegaran en barco todas las delegaciones y las autoridades de la FIFA. Hasta ese día, incluso, muchos aspectos de la organización estaban en suspenso. El calendario de los partidos se aprobó dos días más tarde, teniendo en cuenta las obras del Estadio Centenario.

El Comité Organizador decidió que hubiera cuatro series, con sus respectivas cabezas: Uruguay, Argentina, Brasil y una compartida entre Estados Unidos y Paraguay, porque no había elementos para determinar el potencial de esos equipos. Como los participantes eran 13, hubo un grupo de cuatro equipos y tres de tres. Uno de estos fue el de Uruguay, Perú y Rumania.



Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)