TORNEO CLAUSURA

Lo que cuesta, vale

Peñarol sacó un gran triunfo ante un rival que se le animó.

Foto: Marcelo Bonjour.
Foto: Marcelo Bonjour.

Como ya es costumbre en este Peñarol, la salvación estaba en el banco de suplentes. Cristian Palacios llegó para, de penal, romper el empate a 2 que valientemente había conseguido Sud América, darle el noveno triunfo consecutivo al aurinegro, seguir con puntaje perfecto al frente del Clausura y continuar peleando la Anual.

Fue para el equipo de Leonardo Ramos un partido mucho más difícil de lo que marcaba la tabla, porque en cancha no se vio la diferencia de 46 puntos en el año (68 a 22) que había antes del pitazo inicial. Por el contrario, el “buzón” tuvo a maltraer al líder del Clausura hasta el final. Y lo resaltable es que fue por mérito del propio Sud América.

Peñarol jugó un buen partido, sobre todo en el segundo tiempo (período en el que por cierto se anotaron los cinco goles), porque volvió a mostrar una inclaudicable voluntad de salir jugando desde el fondo (lo que le costó el 2-2, como el otro día ante Defensor le valió el penal del 1-1), una buena amplitud de cancha, juego al ras del piso, triangulaciones, toques de primera y llegadas. Así marcó una supremacía futbolística sobre Sud América. Entonces, ¿en qué falló?

El principal problema de Peñarol fue que se apuró al arrimarse al área rival y perdió precisión. Otro fue que, sin el “Cebolla” Rodríguez (con la selección), al mediocampo le faltó claridad. Lo mejor estuvo cuando la salida se hizo por las bandas, principalmente a través del circuito que generaron Corujo (en su caso disimuló muy bien la ausencia de Varela) y Estoyanoff por la derecha. Sin embargo, Gargano y Guzmán Pereira perdieron muchos balones por el medio, aunque en el caso del segundo tiene el mérito de haber abierto con gran inteligencia el balón para iniciar el 1-0, en un pase a Rossi que clarificó el panorama y que le permitió a éste meter un centro preciso para la cabeza de Maxi Rodríguez.

El otro punto alto fue Lucas Viatri, anoche un jugador completo. No solo anotó su segundo gol, sino que generó gran cantidad de llegadas con su solidaridad, bajando balones para dejar a sus compañeros de cara al arco rival, peleando e incluso bajando varios metros para mostrarse como opción de descarga. Fue el mejor partido del argentino desde su llegada y el gol fue un premio justo.

Y luego, lo del principio: apareció Palacios. Esta vez para rematar con justeza un penal que marcó la diferencia. Sigue bajando su promedio, porque le bastaron 29 minutos para anotar su gol 26 de la campaña, además de meter un tiro en el caño apenas ingresó.

Peñarol jugó bien y hasta muy bien durante algunos pasajes del partido y si la pasó mal fue porque Sud América hizo bien su trabajo. Porque hay mérito del elenco dirigido por Gustavo Bueno, que en la segunda mitad salió a plantarle cara al líder y pudo haberle robado un punto. Si sigue en esa línea, mantener la categoría es posible.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)