PEÑAROL

"Siento frustración"

Para Sanguinetti, “se cometió un delito en la tribuna y la Policía no entró”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Julio Luis Sanguinetti, presidente de la Comisión de Seguridad en Peñarol. Foto: Gerardo Pérez.

El Dr. Julio Luis Sanguinetti es el presidente de la Comisión de Seguridad en Peñarol. Tras los incidentes del domingo, dijo tener una sensación de "frustración tremenda" por el nuevo hecho de violencia que se registró en la tribuna Ámsterdam, donde se concentra el grueso de la parcialidad aurinegra. "Uno ve que se trabaja, que se hacen un montón de cosas, pero siempre se termina en lo mismo. Con esto no digo que vamos a bajar los brazos, todo lo contrario. Uno quiere al fútbol y a la institución por la que trabaja, pero hay que mejorar muchas cosas", indicó.

El dirigente aurinegro entiende que el domingo "se cometió un delito en la tribuna y la Policía no ingresó, y es uno de los tantos problemas que hay que resolver".

Sanguinetti reconoció sentirse "como un cirujano sin bisturí", porque nunca se logra llegar hasta el fondo del problema. "Ya vimos que el tema de la violencia no se arregla con la quita de puntos ni con multas, ni con partidos a puertas cerradas. Hay que ir más allá, y encarar el tema a fondo, de una vez por todas".

"Desde que asumimos, quizás por deformación profesional, analizamos el tema a fondo. Ver dónde y cómo se debía actuar. Y hay muchas grietas en el tema seguridad. Una es la falta de pruebas que tiene la Policía, por ejemplo, cuando lleva a un detenido a Juez. Y para eso se está haciendo la prueba de identificación facial. Pero lo de las cámaras no es una solución definitiva. Es sólo un 10 por ciento del problema. Lo dijeron los técnicos españoles que vinieron a hablar de seguridad. Con las cámaras solo no alcanza", dijo.

Otro tema a resolver es el de las potestades de los guardias de seguridad. "Ellos tienen dos estatutos, el de transporte de caudales y el personal común y silvestre, pero no tienen un estatuto para los espectáculos deportivos. No tienen ninguna autoridad para actuar o detener personas", señaló Sanguinetti, y agregó: "el espectador puede negarse a ser cacheado, el personal no tiene la manera de obligar a esa persona a someterse al cacheo; tampoco está legislado cómo debe actuar ante un problema que pueda generarse en ese momento".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)