PEÑAROL

Fue con el sello de Curutchet

Doble cinco de buen pie y salida constante por afuera: un Peñarol similar al Defensor de la Copa 2014.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
DT. Curutchet tomó el cargo, pero no sabe hasta cuándo. Foto: Gerardo Pérez

El partido ante Villa Española significaron los primeros 90 minutos de Fernando Curutchet al frente del equipo principal mirasol. Es muy apresurado establecer que el DT haya encontrado el once inicial, pero sí está claro que dio indicios de lo que quiere ver en su equipo.

Desde los nombres no cambió prácticamente nada. Fue más o menos lo mismo con lo que venía alineando Jorge Da Silva, pero sí mostró otro tipo de características en el juego. Prefirió dejar a Guzmán Pereira en el banco y optó por conformar un doble cinco con dos volantes de buen pie con Ángel Rodríguez y Tomás Costa. Por los costados, ubicó a Nahitan Nández por derecha y a Nicolás Albarracín por izquierda. Constantemente sus compañeros se encargaron de buscarlos para ensanchar la cancha lo más posible. Además, insistió en las subidas constantes de los laterales: Alex Silva y Mathías Rodríguez. Con los volantes anteriormente nombrados, tenían la obligación de pasar al ataque para generar buenos circuitos de juego.

Aunque lejos estuvo de parecerse al Defensor Sporting de la Copa Libertadores 2014, donde con Curutchet asombró al continente alcanzando las semifinales, mostró un esquema de juego similar al que tan buenos resultados le dio. Un doble cinco de buen pie con Andrés Fleurquin y Mathías Cardacio y dos talentosos por afuera para abrir la cancha: Felipe Gedoz y Giorgian De Arrascaeta.

No está definido hasta cuándo permanecerá en su cargo. Mientras los dirigentes están a la búsqueda de un DT, Curutchet se hace cargo del primer equipo. En 90 minutos hizo que Peñarol volviera al triunfo y aunque no cambió mucho desde los nombres, dejó su sello.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)