defensor sporting

Se reencontró consigo mismo

Los violetas vencieron a Racing con justicia y calidad y se mantienen arriba en la tabla Anual y en la lucha por el Clausura

Facundo Milán es saludado por Facundo Castro y Matías Cabrera en el gol de Defensor. Foto: Fernando Ponzetto
Facundo Milán es saludado por Facundo Castro y Matías Cabrera en el gol de Defensor. Foto: Fernando Ponzetto

"No hay partidos fáciles”, dijo el presidente de Defensor Sporting, Daniel Jablonka, al llegar al vestuario tras el triunfo violeta de la víspera. El titular se refería a la reacción de Racing en el segundo tiempo, que marcó dos goles, cuando el local había sacado cuatro de ventaja.

Lo cierto, y sin desconocer el amor propio de los de Sayago, es que Defensor Sporting fue muy superior a Racing, sobre todo en el primer tiempo, cuando pudo haberse ido al descanso con una ventaja mayor que el 3 a 0 con el que regresó al vestuario.

Si tras la derrota del fin de semana pasado ante Peñarol en el CDS los violetas tenían algo que demostrar, lo hicieron ayer en su cancha. Vencieron a Racing con justicia y con varias jugadas de lujo. Siguen bien arriba en la Tabla Anual y no se quieren bajar de la pelea por el Clausura, que sigue siendo su gran objetivo.

Gonzalo Carneiro, que no había jugado ante los aurinegros por una pubalgia que lo tiene a maltraer, regresó con todas las pilas. Jugó sólo 40 minutos porque lo sacaron para cuidarlo dado su estado y la seguidilla de partidos, pero fue desequilibrante y marcó dos goles. El primero cuando recién iban 5’ de juego.

Pero no sólo Carneiro rayó a gran altura: también lo hicieron Facundo Castro, quien apareció como titular y marcó un golazo, el segundo violeta. Matías Cabrera, quien como siempre fue el titiritero de su equipo. Ayrton Cougo, que dio los dos primeros goles y el juvenil Facundo Milán quien entró por Carneiro y volvió a anotar (hizo el cuarto) y a mostrar su calidad y su personalidad. Con sólo 16 años, tiene un futuro impresionante por delante. En el club lo saben y lo llevan despacio.

Un párrafo aparte para el arquero Guillermo Reyes, quien antes de ser sustituido, porque también lo sacaron para cuidarlo por su hombro sentido, le contuvo un penal a Nicolás Sosa. Se fue tan aplaudido como Carneiro.

Que de repente al ponerse 4 a 0, los violetas aflojaron un poco, es verdad. Que de repente se preocuparon por cuidarse de cara a los próximos partidos, también.

Y que Racing creció respecto a lo que había hecho en los primeros 45 minutos, también es cierto. Que los goles de Lacoste y Alvite le pusieron emoción a un partido que parecía absolutamente liquidado, es indudable. Pero Defensor Sporting ganó bien. Fue muy superior a su rival y se mantiene arriba en las dos tablas.

acevedo

"Todos nos juegan con el cuchillo entre los dientes"

“Para mí fuimos muy superiores. Lo que pasa es que Racing, jugado por jugado, partió el equipo. Los equipos nos juegan todos con el cuchillo entre los dientes siempre y eso es bueno, porque quiere decir que generamos cosas en los demás. Y está bien, por algo es así. Sobre eso no me quejo, lo único de lo que me quejo es de las canchas a las que vamos”, dijo Eduardo Acevedo tras la vuelta de su equipo al triunfo.

El técnico violeta discutió desde afuera de la cancha con Franco Romero y explicó por qué. “Había un jugador tirado de Defensor y él sacó rápido para aprovechar la situación. Yo digo que los jugadores nacen y traen los códigos. No hay ni que decirlos. Yo soy hijo de un jugador de fútbol, soy jugador de fútbol y voy a morir jugador. Y cuando los códigos se rompen me fastidia y no lo concibo”, afirmó el entrenador.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)