PEÑAROL

La receta: “Cebolla” y ¡huevo!

Cristian Rodríguez era el mejor y tuvo su premio en la última jugada.

Foto: Ariel Colmegna.
Foto: Ariel Colmegna.

Kevin Dawson (7): Importante. Tapó dos mano a mano en el primer tiempo. Siempre dio seguridad a pesar de que atajó gran parte del partido con una molestia en el brazo.

Mathías Corujo (4): Le tocó bailar con la más fea: Facundo Castro. En el primer tiempo quedó al borde de la expulsión, pero en el complemento supo jugar con esa “mochila”.

Fabricio Formiliano (5): El “Tito” sufrió algunos inconvenientes con la velocidad y potencia de Cecilio Waterman, pero salió ileso y redondeó un partido aceptable.

Ramón Arias (7): Como en el clásico, sacó una pelota sobre la línea cuando el partido no tenía goles. Esa jugada termina teniendo gran incidencia en el trámite del partido.

Lucas Hernández (6): No tuvo tanta incidencia en ataque como en otros partidos, pero cerró su sector y no tuvo grandes problemas. Además, puso el pase del gol.

Diego Rossi (6): Jugó de a ratos, en cuentagotas, pero cada vez que se enchufó puso en aprietos a la última línea violeta. Quedó demostrado que Peñarol lo necesita encendido.

Walter Gargano (5): En un partido tan cerrado, estuvo más abocado al trabajo sucio que a tratar de limpiar la pelota. Fue de menos a más y terminó siendo importante en el trámite general.

Cristian Rodríguez (8): Desde que Cristian Rodríguez conforma el doble cinco junto a Walter Gargano, fue el partido en el que menos incidencia tuvo en la generación de juego. En un partido tan friccionado, con roces constantes y también muy conversado, el “Cebolla” tuvo que hacer un doble desgaste... Y lo hizo. Corrió, metió, trancó y se ganó los aplausos de todos los hinchas en reiteradas ocasiones. En el último cuarto de hora, volvió a su posición natural como volante por izquierda y, con más ganas que ideas, llevó al equipo al frente. En la última incidencia, cuando algunos ya se preparaban para el alargue, tuvo su premio: gol para sellar el triunfo y dejar a Peñarol a 90 minutos de un nuevo título.

Fabián Estoyanoff (5): De más a menos. Terminó con alguna molestia física que no le permitió jugar con comodidad. Pese a ello, se las ingenió para tener dos chances de gol.

Maximiliano Rodríguez (4): Uno de los partidos más flojos del rosarino. En un encuentro donde Peñarol prácticamente no pudo crear juego, la “Fiera” terminó perdido en la cancha.

Lucas Viatri (7): A pesar de que el equipo falló en la generación, terminó siendo importantísimo. Bajó cada pelota que le tiraron y tuvo a maltraer a toda la última línea violeta.

Cristian Palacios (5): Tuvo una clarísima, en un mano a mano, pero se demoró en definir y Mathías Cardacio le terminó quitando la pelota. Generó muchas faltas.

Guzmán Pereira (-): Ingresó para que el “Cebolla” se pueda correr a la banda izquierda y al mismo tiempo poder colaborar en la marca. Corrió, tapó espacios e hizo un gran desgaste.

Franco Martínez (-): El juvenil entró en los últimos minutos para reforzar la mitad de la cancha y cuando parecía que la final se iba a un alargue. Un mimado del DT.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)