EN EL ROBERTO

Los ocho minutos fueron sin goles

Se jugó el pico entre Racing y Boston River pero no hubo variante en el marcador. Los tantos que habían anotado Bruno Ceppelini y Facundo Bonifazi fueron suficientes para que ambos equipos igualen y sumen una unidad que puede ser importante.

Fricción. Michel Araujo y Nicolás Barán luchan por llevarse la pelota. Foto: Marcelo Bonjour
Fricción. Michel Araujo y Nicolás Barán luchan por llevarse la pelota. Foto: Marcelo Bonjour

Los nervios que mostró Boston River en el primer tiempo, fueron trasladados a Racing en el complemento. Es que posterior a la expulsión directa de Federico Rodríguez a los 26’, le siguieron una gran cantidad de protestas del conjunto verdirrojo que no se veía cómodo en el campo.

En un primer tiempo donde no pasaba nada, salvo un remate de Diego Gurri para el visitante y otro de Facundo Bonifazi para el local, las emociones se hicieron esperar hasta el segundo tiempo.

Iba solamente un minuto cuando Boston River daba la sorpresa ya que con un hombre de menos se ponía en ventaja tras un gran contragolpe de Diego Gurri que sentenció Pablo Ceppelini con un remate que terminó en la red.

De todas maneras, cuando parecía que Racing iba a ponerse muy nervioso, encontró el empate cuatro minutos más tarde luego de que Nicolás Sosa bajara una pelota que remató al arco Facundo Bonifazi y así colocar el empate que iba a ser definitivo.

La impaciencia en el campo de juego por no encontrar el tanto que diera vuelta el partido se contagió en la tribuna y los hinchas se molestaban. A falta de dos minutos para que terminara el partido, Adrián Berbia se disponía a hacer un saque de arco pero cayó al piso. El arquero habría sido golpeado por un proyectil y Fuentes tomó la decisión de dejar el partido en suspenso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)