VIDEO

No pudo festejar con gol

El conjunto de Luis Enrique venció a Granada por mínima diferencia y trepó al segundo lugar de la tabla de posiciones. Luis Suárez presentó la Bota de Oro antes del partido.

Aunque ganó su equipo (1-0), que es lo que siempre quiere Luis Suárez, el uruguayo no pudo coronar con un gol la noche que el Camp Nou saludó su Bota de Oro.

El Barcelona ganó por la mínima diferencia un partido que a la vista de la tabla de posiciones podía augurar otra cosa, pero como siempre se dice en el fútbol: los partidos hay que jugarlos.

En la previa del encuentro Luis Suárez se dio tiempo para posar con una delegación de que lucha contra el síndrome PKU, una enfermedad metabólica de origen genético.

La voz emocionada del delantero instando a la compra del libro “Relatos Solidarios”, como una forma de apoyar a la causa, se escuchó en todo el estadio. Luego entraron a la cancha Delfina y Benjamín, sus hijos, para entregarle el trofeo que el salteño levantó a las cuatro tribunas del feudo culé, mientras los aficionados le aplaudían.

Nadie como él quería el gol en este partido, pero el premio no se le daría. Había tenido algunas oportunidades cerca del arco del mexicano Guillermo Ochoa pero, por resbalarse o hacer una de más, no pudo concretarlas.

Un minuto antes de abandonar la cancha, cuando faltaban 8 minutos, quedó solo frente al meta del Granada pero su cabezazo salió justo al centro donde Ochoa pudo neutralizarlo.

Luis Enrique lo sustituyó, tal vez para que recibiera una ovación final. El grupo de animación arrancó gritando “uruguayo, uruguayo” y el resto del estadio se unió. Pero eso no lo consoló. El charrúa salió de la cancha arrancándose sus vendajes de la mano en señal de disconformidad.
Messi no estuvo tan brillante como otras veces. Neymar alcanzó a ser desequilibrante en la segunda parte con sus largos recorridos con la pelota.

Sergi Roberto por la banda derecha le dio la profundidad que Digne no supo ofrecer por la izquierda, muchos recordaron la ausencia de Jordi Alba. Como otros, seguramente también el tridente, la de Andrés Iniesta que lesionado tiene para varias semanas.

Rafinha, que tuvo una primera parte apagada, logró el gol que le permite al Barcelona encaramarse ahora en la segunda posición dos puntos por detrás del Real Madrid cuando falta un mes para el clásico en el Camp Nou.

El medio brasileño está hecho un goleador esta temporada con 5 anotaciones, una más que Neymar y las mismas que Cristiano Ronaldo. Paco Alcácer, el cuarto delantero buscado insistentemente por el Barça, sigue en dique seco.

El Barcelona le ganó al colista de la tabla pero no dejó en la cancha la sensación de un predominio avasallante. Dominó el partido y mantuvo la pelota, pero le faltó velocidad y sorpresa a la hora de ofender sobre el arco andaluz.

Los últimos minutos del partido tuvo al Granada echando el resto y con la pelota sobre el arco de Ter Stegen, pero la ineficacia granadina a la hora de rematar quitó cualquier posibilidad de empate.

Ahora, con la clasificación en la mano para la siguiente etapa de la Champions, el equipo de Luis Enrique viaja entre semana a Manchester para visitar al City de Pep Guardiola.

Foto: Reuters
Foto: Reuters
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)