DESDE EL ARCO

No eran ni ‘Pep’ ni Mourinho

JOSÉ MASTANDREA

Hay un antes y un después de Botafogo en este Nacional 2017. En el Apertura peleó hasta la última fecha mano a mano con Defensor, y le quedaba el sueño de avanzar en la Copa. Pero esa eliminación -dura y hasta con un pésimo arbitraje de por medio en el Parque- fue el principio del fin en un equipo que estaba para pelear todo y empezaba a quedarse sin nada. La Anual y el Clausura eran los objetivos, que no llegaron pese a la remontada de seis victorias consecutivas.

Lasarte hizo lo que pudo. Y más. Sin embargo, nunca tuvo ese ida y vuelta que los técnicos tienen que tener con el hincha.

Lo mismo le pasó a Leo Ramos, pero a la inversa. Empezó mal. No ganó el Apertura, terminó lejos de Nacional y Defensor en la Anual, y la campaña de la Copa lo dejó en la cuerda floja. Recién después de ganar el clásico del Clausura cambió el viento con la hinchada y terminó por convencer a muchos con la obtención del campeonato y la remontada en la Anual.

¿Qué significa esto? Que no hay entrenadores con fórmulas mágicas. Lasarte no era Guardiola al inicio de temporada, ni Ramos es Mourinho ahora que está en la pelea por todo. Mandan los resultados, y los que juegan son los futbolistas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)