PEÑAROL

Urruti: "Si el DT me quiere de vuelta, hago borrón y cuenta nueva"

El "Tito" está dispuesto a empezar de cero si "Leo" Ramos quiere contar con él.

Foto: Gerardo Pérez

  •  
ÁNGEL ASTEGGIANTE19 may 2017

Mientras el plantel principal retomó ayer los entrenamientos para encarar el Torneo Intermedio, Luis Urruti apronta los últimos tres partidos con Tercera División. El atacante marcó 13 goles en 10 encuentros y se espera por conocer si tendrá una chance en Primera. El “Tito”, que aún le quedan dos años más de contrato con el club, reconoció que si Leonardo Ramos le da el visto bueno quiere quedarse a pelearla. “Hay que olvidar el pasado. Son cosas del fútbol”, dijo y aclaró que si no vuelve, buscará una salida al exterior. Además, agradeció el apoyo que recibió de sus propios compañeros y el de los hinchas en la calle.

—Arrancaste el año en Primera División y terminaste en Tercera. Se termina un semestre muy especial. ¿Cómo está hoy Luis Urruti?—(Piensa) Sinceramente lo estoy tomando con el compromiso de seguir adelante, con el compromiso del trabajo que estoy haciendo en esto del fútbol. Este semestre lo estoy tomando como si fueran unas minivacaciones que tengo, sin estresarme mucho porque la verdad que pasé por momentos feos, pero sin dejar de lado el compromiso que antes te marcaba.

—¿Qué balance hacés de este semestre?

—Para mí es positivo porque todos me daban por muerto en el tema de bajar a Tercera. Me daban por muerto porque pensaban que me iba a bajonear y me iba a morir ahí y al final pasó todo lo contrario. Demostré que estaba para mucho más. Ahora estoy tranquilo, esperando lo que venga y pensando en darle para adelante nomás.

—¿En Tercera jugaste más de delantero que de volante?

—Sí. Jugué de puntero, puntero. "Tito" Gonçalves (DT de Tercera) me puso solo arriba. Siempre me dice: "Hacé lo que vos sabés. Ya sé la clase de jugador que sos". Me puso arriba y la verdad que las corro todas, las peleo todas, me habilitan bien y también me las ingenio. Por suerte la pelota está entrando (risas).

—¿Cómo dan esas estadísticas?

—Llevo 13 goles en 10 partidos. Falté solo a los dos primeros encuentros y el clásico prácticamente no lo jugué porque sufrí un golpe enseguida, cuando recién había arrancado. Ahora nos quedan tres fechas. Estoy contento. Con este momento que estoy pasando, estoy más fuerte que nunca.

—Recién nombraste al "Tito" Gonçalves. ¿Quién más te ayudó en este tiempo?

—La familia, ni que hablar. La familia que nunca abandona y que siempre está en las buenas y en las malas; y muchas veces más en las malas que en las buenas. Mis hermanos y mi madre me han apoyado en todo momento. También le tengo que agradecer a mi representante, Álvaro Escames, que se portó excelente conmigo. Siempre llamándome a cada rato y dándome para adelante en lo que sea. Además, no puedo olvidarme del grupo de Tercera. Me han hecho sentir uno más en todo momento. Me recibieron espectacular desde el día en que llegué.

—¿Cómo fue esa transición? Pasaste de ser uno de los futbolistas más jóvenes en Primera a uno de los más experimentados en Tercera.

—La verdad es que yo me siento como ellos. Hay un grupo bárbaro. No te digo que yo les he hecho aprender a ellos, porque no me siento un jugador viejo (risas). Simplemente me siento un jugador con experiencia porque jugué con Cerro en Primera y he tenido la suerte de compartir planteles con muchos jugadores grandes. Claro que lo poco que he aprendido en mi corta carrera se los he hecho saber.

—Durante este semestre, ¿tuviste relación con algún dirigente del club? ¿Alguien estuvo cerca tuyo?

—No… El que más cerca estuvo y que me ha dado para adelante es el "Gaucho" De los Santos.

—¿Y del cuerpo técnico de Primera?

—No. Nada.

—¿Y con el plantel de Primera seguís en contacto?

—¡Sí! Un compañerismo imponente. Me siento muy querido por el grupo. Nahitan Nández, Maxi Perg, Guzmán Pereira, Junior Arias, el Cachila Arias, estoy en contacto con todos ellos. Hablamos siempre. Incluso, a pesar de que lo conozco poco, he conversado mucho con el Cebolla (Rodríguez), que la verdad se portó muy bien. Siempre me escriben, me dan para adelante. Vamos a ver qué pasa ahora.

—¿Cómo viste la campaña de Peñarol? ¿Te gustó el equipo?

—Creo que el equipo mejoró. Los jugadores se han mentalizado con lo que quieren y se han comprometido aun más con la camiseta de Peñarol. De a poco van creciendo y van sintiendo lo que es jugar con la camiseta de este club. Me pone muy contento por ellos porque se lo merecen.

—¿Se sufre más de afuera?

—Obvio… Muchísimo más. Creo que van a salir adelante. Ojalá pueda demostrar yo por qué Peñarol me compró. O sea, ojalá pueda ser en Peñarol, que es lo que quiero yo... y si no será afuera.

—Cuando veías los partidos durante este año, ¿no pensabas que de repente podías estar ahí o al menos tener una chance?

—No... La verdad que estoy tranquilo. Yo hago mi juego, estoy demostrando lo que puedo dar en Tercera. Después, el resto queda a criterio de cada entrenador. Yo sé la clase de jugador que soy y lo que puedo dar. Lo tengo claro eso. Estoy tranquilo con lo que hago.

—¿Fuiste a la cancha o seguiste los partidos por televisión? ¿Qué te dice la gente en la calle?

—Fui a dos o tres partidos. La verdad que lo de la gente es impresionante. No puedo creer el cariño que me han agarrado casi sin tener minutos adentro. Los hinchas me apoyan, me escriben. Me dicen: Vamo arriba, vos tenés que estar en Primera, no puede ser que estés ahí. He quedado sorprendido gratamente con tanto apoyo.

—¿Ahora qué sigue?

—Ofertas pueden llegar de afuera por lo que me han dicho, pero estoy tranquilo. Ahora quiero terminar estos tres partidos que quedan (con Tercera) y no me quiero tampoco apurar. Eso es trabajo de mi representante. Yo solo me tengo que encargar de jugar y hacer las cosas bien. Si me dice que arme las valijas porque mañana me voy para tal lado, me voy. Si me dice que al final Ramos me quiere y que los dirigentes también quieren lo mismo, me quedaré y daré lo mejor por Peñarol.

—¿Cómo quedó tu relación con Leo Ramos?

—Yo desde aquel día que me dijo que no me iba a tener más en cuenta no hablé más, pero bueno… eso ya es pasado. Si me quiere de vuelta, borrón y cuenta nueva. Hay que olvidar el pasado. Son cosas del fútbol. Iría y daría todo por la camiseta que estoy defendiendo.

—En Tercera, ¿esto es lo último o hay chances de que continúes otro semestre más?

—Otro semestre no. Si no es Primera continuaré en otro lado. Esto se tiene que estar resolviendo en este mes.

—Si te dieran a elegir la situación ideal, ¿preferís salir al exterior o quedarte en la Primera División de Peñarol?

—A principio de año supuestamente me iban a tener en cuenta, me perdí la chance de ir al Puebla de México y mirá dónde terminé. Si realmente me van a tener en cuenta y me van a dar la oportunidad, preferiría quedarme y demostrar en la Primera de Peñarol. Si no llega a ser así, me gustaría irme al exterior. Siempre la prioridad está en jugar en la Primera de Peñarol y demostrar por qué me fueron a buscar.

De pistero en Ancap a Los Aromos

Luis Urruti nació el 11 de septiembre de 1992 en Conchillas. Llegó a las Divisiones Formativas de Fénix en 2009 y dos años más tarde fue ascendido al plantel principal. Sin embargo, su estadía en la Primera del conjunto de Capurro duró un abrir y cerrar de ojos. El fallecimiento de su padre hizo que el "Tito" tomara la decisión de dejar el fútbol y volver a su casa para estar con su familia. Ese año, trabajó como pistero en la estación de Ancap. Sin embargo, el bichito de la pelota comenzó a picarle nuevamente y en 2013 vino a probar suerte a Cerro. Estuvo tres años y terminó en un nivel altísimo llegando incluso a que los dos equipos grandes posaran los ojos en él. Finalmente, a mediados de 2016 desembarcó en Los Aromos. "En el 2011 no quería saber nada con el fútbol y hoy estoy en Peñarol. Es algo increíble, es como tocar el cielo con las manos. Ahora a dejar todo por esta gloriosa camiseta", declaró en su llegada.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.