NACIONAL

Pasa de página

Nacional debe dejar atrás la eliminación ante Botafogo y ponerse a pensar en Peñarol al que enfrenta el lunes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: EFE

"La verdad ni me acordaba que el lunes hay partido”, dijo Martín Lasarte en la sala de prensa de Botafogo poco después de terminado el partido que puso fin a la participación tricolor en la Copa Libertadores.

El tricolor participará de la Copa de Campeones Uruguayos, que se realizará entre lunes y miércoles de la próxima semana, y debutará con el clásico. Desde las 20:00 buscará un lugar en la final, en la que enfrentará al ganador del juego de primera hora que disputarán Danubio y Defensor.

Pero más allá de la chance de clasificar a esta definición de torneo, el tricolor tiene varios detalles que hacen que este partido tenga un sabor especial. Lo primero es que lleva una larga racha de clásicos sin conseguir derrotas ya que no cae desde el 27 de abril de 2014, cuando el aurinegro ganó 5-0. Tres años después los tricolores no han conocido la derrota y los fanáticos no quieren perder esta marca.

Sacando este dato estadístico, el partido clásico supone una oportunidad espacial para levantar el ánimo del plantel pocos días después de la derrota frente a Botafogo que costó la eliminación de la Libertadores.

Tras la eliminación de la Libertadores, también vuelven a surgir algunas posibilidades de salida de los jugadores. En Argentina insisten que Gustavo Matosas está interesado en Kevin Ramírez y continuarán con negociaciones.

Pero cambiar el chip no será una tarea fácil para los tricolores. Diego Arismendi, en la misma situación de Lasarte, demostró que el clásico no estaba presente en la cabeza de los tricolores. “La verdad en este momento no puedo hablar del clásico”, dijo el jugador, que días antes se había manifestado en contra de la realización.

“Me parece raro en la forma en que se da todo, en la necesidad de jugar un clásico por intereses propios que no se tenga en cuenta que un equipo está jugando una instancia importantísima, esas cosas te hacen dudar pero son las reglas que hay”, declaró.

Nacional había evaluado disputar el encuentro con jugadores de la Tercera División pero por contrato deberá hacerlo con jugadores principales.

Las entradas para este partido ya están a la venta en todos los locales de RedPagos. Los precios son los siguientes: ribuna Amsterdam (Peñarol) generales $ 500, socios $ 350. Tribuna Olímpica (puertas 12 y 13, Peñarol) generales $ 550, socios $ 350. Tribuna Colombes (Nacional) generales $ 500, socios $ 350. Tribuna Olímpica (puertas 14 y 15, Nacional) generales $ 550, socios $ 350.

Hasta el momento se han colocado poco más de 2000 boletos

El plantel tricolor dejó el Sheraton luego del almuerzo de ayer y voló a Montevideo cerca de las 15:00. Alrededor de las 17:30 el plantel llegó al Aeropuerto de Carrasco y ya cambió la página y piensa en Peñarol.

Hoy entrenará a puertas cerradas en Los Céspedes y mañana el plantel quedará concentrado, a un día del debut en la Copa de Campeones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)