Clasicos

Un origen a monedazos y contra la monarquía

Los choques entre los dos equipos de fútbol de Barcelona se remontan a la época en que Uruguay dominaba en el concierto mundial de este deporte.

H.F.

La historia registra que la primera ocasión donde se puso a prueba la rivalidad fraternal fue en 1924, cuando también el componente político ponía lo suyo.

Sería por eso, o por lo otro, como cuando se enfrentan dos equipos de un mismo barrio, que ese primer clásico catalán no pudo llegar al final.

En aquella ocasión, las hinchadas de ambos equipos comenzaron a lanzar monedas a la cancha y se suspendió el partido que tuvo que jugarse a puertas cerradas.

Ambas escuadras se inscribieron en el primer campeonato español en 1928 y los colores de los azulgranas empezaron a identificarse con los que no estaban de acuerdo con la monarquía.

Hasta ayer habían jugado 16 eliminatorias de la Copa del Rey, con 11 ganadas por los culés y 5 por los periquitos. En total en este torneo, disputada ayer la ida, han jugado 32 partidos, en el marco de los cuales se registra una neta primacía por parte de Barcelona.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)