EN EL OLÍMPICO

De lo más Olímpico

Nacional venció a Rampla y se ilusiona con ganar la Anual.

Foto: Francisco Flores
Foto: Francisco Flores

Lo único que podemos hacer es meter presión”. Terminó el partido, Nacional venció 2-0 a Rampla Juniors y Martín Lasarte tira la frase ante los medios que lo esperaban. “No tenemos mañana, solamente hoy. Ahora tenemos un partido complicado el domingo y solo debemos pensar en eso”. Concretada la victoria que lo mantiene en la pelea por la Tabla Anual, el técnico tricolor ya palpita lo que será el duelo del domingo ante Defensor Sporting en el Parque Central.

Nacional volvió de las cenizas, luego de que muchos lo dieron por liquidado luego de aquella dura derrota 1-2 ante El Tanque Sisley. Desde entonces pasaron seis partidos y seis triunfos. Esos 18 puntos, además de la pérdida de algunas unidades por parte de Defensor Sporting y Peñarol, lo tienen hoy con la posibilidad de depender de sí mismo para ganar la Anual y con ello quedar en la posición más cómoda de todas, por más que no gane ninguno de los dos torneos cortos.

Estos tres puntos logrados ante Rampla tienen un valor muy importante. Primero que nada, porque los consiguió en el remate del certamen y con ese peso extra que ponía la derrota de Peñarol, porque si bien le abría la posibilidad de superarlo en la Anual, también era una presión no fallar. Y Nacional no lo hizo.

Tiene el valor además de haber sido conseguido el triunfo en una cancha que le complicó las cosas: por el viento que había y por el estado del campo de juego, en el cual la pelota iba a los saltos y no rodando.

No hay que olvidarse tampoco de que el primer tiempo fue muy cuesta arriba, porque Nacional prácticamente no generó situaciones de gol (la única fue a los 32’ con un tiro de Rogel a medio metro del arco y con el arquero vencido que increíblemente se fue por encima del horizontal) y, como contrapartida, Rampla dispuso de un penal a los 28’ (cometido por el propio Rogel) que Alex Silva ejecutó en forma tan defectuosa que el balón se fue un metro al lado del caño derecho de Conde.

Todo cambió en el complemento, porque Nacional encontró el gol rápidamente a los 49’ (otra vez Zunino) y con el 1-0 manejó con mayor tranquilidad el partido, esa que perdió Rampla, porque el Picapiedra salió a buscar el empate (con muchas ganas, pocas ideas y nada del juego atildado, con triangulaciones de la primera mitad) y se expuso al contraataque, que Nacional no supo concretar entre otras cosas porque se demoró el ingreso de Gonzalo Bueno.

Sebastián Fernández, con gol de penal, liquidó el partido, consolidó el regreso a la pelea de Nacional y complicó a Rampla en su ilusión de jugar la Libertadores, aunque el cupo en la Sudamericana la tiene casi en el bolsillo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)