TORNEO CLAUSURA

Los ocho partidos en 30 días beneficiarán a los planteles largos de los grandes

Habrá partidos cada tres días y por cantidad y calidad de jugadores, los grandes sacan ventaja.

Fotos: Archivo El País
Fotos: Archivo El País

Se viene una verdadera maratón de partidos por el Torneo Clausura. El paro apretó el fixture de tal manera, que los equipos jugarán ocho partidos en solo 30 días, una verdadera paliza para los futbolistas y un dolor de cabeza para los entrenadores.

Es que el fútbol local no está habituado a jugar domingo-miércoles-domingo, y la interrupción que hubo obliga a terminar el torneo antes de que lleguen las fiestas tradicionales.

La Mesa Ejecutiva tomó cartas en el asunto. Y se las ingenió para marcar el rumbo del campeonato fijando los partidos entre semana y fines de semana.

“Va a ser duro... van a ser ocho partidos en 30 días, hay que tener en cuenta muchos aspectos”, indicó días atrás el profesor Marcelo Tulbovitz, preparador físico de Nacional.

La preocupación de Tulbovitz es la de todos. Principalmente, la de los preparadores físicos de los equipos chicos, y claro, también de los entrenadores, que tendrán que manejar el cierre del Clausura con planteles acotados, peleándola contra las lesiones y las expulsiones.

En lo previo, los grandes aparecen con cierta ventaja sobre los demás. Por cantidad y calidad de futbolistas que tienen en sus planteles, y porque, de alguna manera u otra, se prepararon para afrontar una doble actividad entre Copas y torneo local.

“El calendario tiene la particularidad de enfrentarte a una seguidilla de partidos importante. Eso al jugador le gusta, porque siempre quiere jugar. Sabemos que tenemos una sola oportunidad, es ésta, jugar seguido y aprovechar a todo el plantel”, agregó Tulbovitz, el “profe” tricolor.

“Ahora arranca un campeonato diferente. El que esté mejor entrenado y el que haga la mejor recuperación va a hacer la diferencia. Y el que tenga más memoria táctica de todos los trabajos”, analizó Eduardo Acevedo, el entrenador de Defensor Sporting, un equipo que tuvo (y tendrá) que luchar ante posibles bajas de aquí hasta el final del campeonato.

El Clausura ofrecerá una grilla completa de partidos, y el calendario, más apretado que nunca, tendrá que cumplirse a rajatabla, pensando siempre en llegar a la definición aire suficiente como para afrontar los partidos y las finales en caso de que sean necesarias.

Será a todo o nada. No sólo para aquellos equipos que pelean por el título, también para los que buscan clasificar a las Copas y los que luchan para no descender.

La pelota empezará a rodar este fin de semana y no parará hasta mediados de diciembre. Se jugará casi todos los días, y la ausencia de fútbol se suplirá con una seguidilla “empalagosa” de partidos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)