defensor sporting

“Nunca me confío con Danubio”

El capitán violeta, Andrés Lamas, jugará un nuevo clásico y respeta al rival

Andrés Lamas conversa con Eduardo Acevedo. Foto: Gerardo Pérez
El capitán conversa con el técnico Acevedo. Foto: Gerardo Pérez.

Andrés Lamas, el capitán violeta, vio ayer el primer tiempo del partido entre River Plate y Nacional y luego se fue a buscar a sus dos hijos al colegio.

El “Zurdo” sabe bien lo que significa el clásico frente a Danubio porque, criado en Defensor, lo vivió desde niño. “En juveniles es un partido super especial y muy lindo de jugar. Cuando íbamos al Ingeniero Del Campo nos sentíamos visitantes de verdad y creo que lo mismo le pasaba a ellos en Pichincha. Es un partido que vivo muy intensamente desde Séptima División”, contó Lamas.

“Danubio es nuestro clásico rival de juveniles y se traslada también a la cantidad de Campeonatos Uruguayos ganados”, agregó. “Y como clásico que es, lo tenés que ganar”.

Aunque parezca extraño, el defensa no tuvo muchas oportunidades de enfrentar a Danubio en Primera División antes de emigrar. El sábado jugará su quinto partido frente a los de la Curva de Maroñas. “En juveniles jugué muchísimos clásicos, pero en mis primeros cuatro años en Primera casi siempre era suplente y muchas veces no era convocado. Sólo lo enfrenté dos veces, un partido por Liguilla, y en los dos empaté. Ahora en esta etapa los enfrentamos en el Uruguayo Especial y también terminamos empatados. Y en el último, el del Apertura, ganamos”, afirmó recordando la victoria conseguida en Jardines con dos goles de “Maxi” Gómez, que hoy los hace para Celta de Vigo.

A Lamas le extrañó el bajo rendimiento de los danubianos en el torneo pasado, pero está al tanto de su mejoría porque tiene allí a varios compañeros del movimiento “Más Unidos que Nunca”, como Michael Etulain y Matías Pérez.

“Se le han ido muchos jugadores y han venido otros. Sé que están contentos, que el grupo es muy bueno. Han tenido un buen comienzo de campeonato y además, yo con Danubio no me confío nunca. Tienen desde chicos, igual que nosotros, inculcado el ganar, la competitividad y la calidad características. Danubio es un rival que respeto siempre”.

"Soy de la época de Gargano y Stuani. De mi camada ya no queda nadie en Danubio"

De los futbolistas danubianos que Lamas enfrentó hasta el cansancio en las juveniles ya no queda nadie en el club de Maroñas. “Yo soy de la época de Gargano, de Stuani. Y recuerdo a Sergio Rodríguez, un zaguero con quien nos enfrentamos mil veces. Pero de la camada mía no queda nadie. Ahora volvió Ribair, pero es más chico que yo”, manifestó quien se siente muy cómodo jugando en el Franzini, donde se disputará el clásico el próximo sábado, pero sabe que serán muchos los hinchas de la franja que llegarán al Parque Rodó. “Al hincha de Danubio le encanta ir al Franzini. A mí me gusta mucho jugar en nuestra cancha y está bueno hacerla pesar. La conocemos y nos sentimos cómodos. Y es una razón más para ganar. En tu cancha tenés que ganar”, afirmó convencido.
Lamas sabe que más allá del clásico, conseguir los tres puntos el sábado es vital para ellos. “Al margen de lo que significa el partido con Danubio para nosotros, son tres puntos importantísimos para las dos tablas: la del Clausura y la Anual. Ganar nos permitiría posicionarnos muy bien y sacarnos un rival muy duro de arriba”. Y recordó que en el torneo Apertura, después del partido con Danubio habían sumado 13 puntos. Los mismos que tendrán el sábado en la tabla si los vuelven a vencer. Y terminaron campeones.

"El grupo es un valor agregado en Defensor"

“Estoy muy contento por el momento el equipo, no solo deportivo sino grupal. El fin de semana pasado sacamos un partido muy complicado, al que llegamos con bajas. Cada vez que tiene que entrar un jugador que no es titular, no se nota. Es un valor agregado que tiene Defensor Sporting y un gran orgullo para mí. Ya lo vivimos muchas veces durante el Apertura. Jugamos partidos clave con bajas y el rendimiento se mantuvo. Por ahí, como no somos ni Nacional ni Peñarol, la gente no se da cuenta o no tiene tanta relevancia”, finalizó.

sanidad

Queda una sola duda para el clásico

De los tres futbolistas que estaban en sanidad, Gonzalo Carneiro, Ayrton Cougo y Carlos Benavídez, dos están recuperados y queda solo una duda. Benavídez ya superó el fuerte golpe con edema en la zona de gemelos y regresará ante Danubio. Ayrton Cougo, por su parte, venía cargado en los isquiotibiales y la cancha con mucho barro de Las Piedras empeoró su situación. Ayer hizo fisioterapia, pero luego salió a la cancha y también llegará sin inconvenientes al partido del sábado. El que ha mejorado, pero aún está en duda, es Gonzalo Carneiro. El delantero, que ayer cumplió 22 años, está aquejado de pubalgia y lumbalgia. De todas maneras, en la sanidad violeta son optimistas y esperan que pueda reaparecer en el clásico.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar