BRASIL

Muchas heridas siguen abiertas en Chapecoense por la tragedia

Dos jugadores sobrevivientes ya volvieron al fútbol pero la compañía aseguradora se niega a pagar por el accidente que destruyó a casi todo el plantel.

Chapecoense. Foto: Reuters
Foto: archivo El País.

La vida sigue, pero hay heridas que demoran en cicatrizar. El miércoles se cumplirá un año del accidente aéreo que destruyó a la mayor parte del equipo brasileño de Chapecoense, que viajaba a Colombia para jugar la primera final de la Copa Sudamericana ante Nacional de Medellín.

El club tuvo que armar un plantel nuevo para volver a la competencia. Allí están dos de los tres futbolistas que sobrevivieron a la tragedia: Alan Ruschel y Hélio Zampier Neto. Tras superar graves heridas volvieron a la actividad. En cambio, el arquero Jackson Follmann perdió una pierna, por lo cual debió abandonar el fútbol. Hoy es comentarista para la cadena Fox de Brasil. El único periodista sobreviviente, Rafael Henzel, volvió a trabajar y sigue cubriendo la información del “Chape”. También se salvaron una azafata, Ximena Suárez, y un mecánico, Edwin Tomiri.

Sin embargo, las familias de las 71 víctimas y los seis sobrevivientes aún luchan por cobrar las indemnizaciones por parte de la aseguradora de la empresa aérea LaMia. La tragedia reveló irregularidades sobre la constitución y funcionamiento de la aerolínea. La aseguradora que realizó la póliza, la boliviana Bisa, alega que no puede pagar las indemnizaciones debido a que LaMia había atrasado el pago del servicio. El caso se prolonga sin que se vislumbre una solución aceptable para quienes resultaron golpeados por la tragedia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)