futbol

Una movida para que haya fútbol

En vez de cuatro juegos de cámaras por US$ 5: la AUF compraría las portátiles en 500.000, ya para el Clausura.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El inicio del Clausura en la fecha fijada pasa porque AUF y gobierno lleguen a un acuerdo. Foto: Ariel Colmegna

La amenaza del retraso del inicio del Torneo Clausura, fijado para el 6 de febrero, surgió el lunes pasado con el comunicado que la Secretaría Nacional del Deporte envió a la AUF, Nacional y Peñarol, advirtiendo que las medidas de seguridad que se habían proyectado en anteriores reuniones aún no se han concretado.

Es la misma amenaza que ya planeó sobre el fútbol local en agosto, antes del inicio del Torneo Apertura. Entre las medidas de seguridad sobre las que se vino trabajando están, entre otras, la numeración de los asientos en todas las canchas, la conformación de equipos de seguridad de los propios clubes, y la implantación de entradas nominales para facilitar la identificación de los espectadores.

Sin embargo, el eje del conflicto está en un punto más importante y novedoso de esa nómina: un sistema de videovigilancia por cámaras de reconocimiento facial. La idea es comprar cuatro equipos: uno para el Centenario, dos para el Gran Parque Central y el estadio de Peñarol, y otro móvil para desplazarlo a diferentes canchas cuando se juegue un partido considerado de riesgo en alguna. Todo ese equipamiento cuesta 5 millones de dólares y la AUF, que vive momentos de dificultades económicas, al extremo de que el cuerpo técnico de "la Celeste" sufre atrasos en sus salarios, no puede afrontarlos.

En esa línea contestaron ayer los dos grandes al comunicado gubernamental. José Luis Rodríguez, presidente de Nacional aseguró a Ovación que "el tema de las cámaras, que se viene manejando desde hace mucho tiempo, es un tema de plata. Todas las partes estamos de acuerdo en que hay que ponerlas, pero tienen un costo de 5 millones de dólares. Sabemos que la AUF está hoy con problemas, todos vemos los atrasos que tiene. Todos vamos a poner todo de nuestra parte para que la seguridad sea la que todos queremos, pero creemos que el gobierno también tiene que poner de su parte.Por lo menos una solución económica para todos. Sería lamentable que el fútbol no empezara el 6 de febrero", expresó.

Por su parte, Peñarol emitió un comunicado en el que reiteraba su compromiso por la seguridad, detallaba algunas medidas que ya adoptó y, en el numeral 4, admitía las demoras de la AUF en poner las cámaras: "Sí coincidimos en que la AUF, como órgano rector, ha tenido demoras en implementar la compra e instalación de las cámaras que permitirán ejercer el derecho de admisión. Sin embargo, hemos expresado una y otra vez que Peñarol está comprometido con ese proyecto".

Desde la AUF no tienen tan claro que eso sea así. "Es una falsedad, ya lo he dicho antes: todos los pasos que dio la AUF en este tema, están todos documentados. Toda las reuniones y las cosas que se hicieron: la secretaria ejecutiva (de la AUF), la contadora Andrea Lanfranco, tiene todo registrado; y el que menos ha colaborado en esto, es Peñarol, eso es clarísimo", dijo a Ovación el presidente Wilmar Valdez desde Asunción, al tiempo que reveló que "hoy (ayer) hablé con Fernando Cáceres y, cuando vuelva, nos reuniremos para encontrarle una solución al asunto".

En ese sentido, a nivel de la AUF se piensa insistir con una propuesta, ya planteada en diciembre pasado, para empezar el Torneo Clausura en fecha: comprar y comenzar a utilizar el equipo móvil de cámaras, que cosaría 500.000 dólares; así, según Ignacio Alonso, secretario de Asuntos Económicos y Financieros, no habría que hacer un desembolso tan grande ahora y, mediante "una redimensión de la inversión", la AUF podría afrontar una parte de las exigencias del gobierno, pese a su situación económica. Además, esto "permitiría ir creando una base de datos, serviría de aprendizaje para manejar el sistema y daría tiempo para ir avanzando con el resto de la compra".

En la AUF, mientras tanto, se asegura que el fútbol cumplirá con otros ítems exigidos por el gobierno. "Lo que sí vamos a cumplir para el comienzo del Clausura es que los clubes van a tener sus propios equipos de seguridad conformados", explicó Alonso, que sobre la numeración de asientos precisó que "no podemos estar obligando a un cuadro que no vende más de 200 entradas, a gastar para que pinte toda la cancha con numeritos".

Hay que esperar, pues; si el gobierno acepta esta solución (ver aparte), el 6 de febrero empezará el Torneo Clausura.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)