CLÁSICO

Mil Policías y 70 cámaras

Esta noche, en el clásico, se inaugurará el sistema de identificación facial.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El Centenario luce sus cámaras y un piso impecable para recibir a Brasil. Fotos: Fernando Ponzetto

Casi mil policías, 600 de ellos ubicados en los alrededores del Centenario, serán los encargados de la seguridad en el clásico de esta noche. Estos últimos se distribuirán en diferentes puntos de los anillos de seguridad determinados por las autoridades policiales.

Las Jefaturas de Montevideo, Canelones, San José, Colonia, Soriano, Río Negro, Paysandú, Durazno, Treinta y Tres, Flores, Florida, Lavalleja, Rocha, Artigas, Salto, Rivera, Tacuarembó, Maldonado y Cerro Largo, colaborarán con el procedimiento de seguridad, tanto con efectivos que se trasladarán hasta la capital como controlando las rutas. Se realizarán espirometrías, detección de armas y pirotecnia en vehículos y ómnibus que se dirijan hacia el estadio.

Además de los efectivos policiales trabajarán en el clásico 176 guardias privados. Estos se encontrarán dentro del estadio, mientras que los policías ingresarán solamente en caso de ser necesario.

Los equipos policiales contarán con cámaras personales con arnés, que permitirán recabar pruebas de su actuación en los procedimientos en los que participen.

VIDEOVIGILANCIA. Esta noche se estrenará el sistema de videovigilancia que se ha instalado en el Centenario y que fuera probado en el partido entre Boston River y Nacional.

El mismo cuenta con 70 cámaras. Según explicó Matías Nogueira, de la empresa DDBA que instaló el sistema, el Centenario no solo fue el primer estadio mundialist, sino también el primero en Latinoamérica en contar con un sistema de videovigilancia que permite controlar los 360° del escenario.

El sistema de videovigilancia comprende el Centenario, un sistema de almacenaje central en el Ministerio del Interior que está conectado con el estadio y seis puestos móviles que serán utilizados para llevar a otros escenarios. Estos últimos cuentan con cámaras propias e iluminación led. Serán usados en los partidos en que se considere necesario.

Los trabajos en el estadio comenzaron en diciembre pasado cuando se firmó el contrato entre la AUF y la empresa. “Hubo primero un trabajo de infraestructura del que se hizo cargo Antel hasta que se trajeron los equipos de Europa”, explicó Ruiz.

Se realizará la identificación facial al ingreso de todas las personas al estadio y se cuenta, a su vez, con un sistema de cámaras interno que permite reconocer a la totalidad de los espectadores. Las cámaras permiten registrar unas 25 caras por segundo y el control se realizará en todas las puertas del Centenario. “Es un tema biométrico y su efectividad es de un 99%”, agregó el representante de DDBA.

El sistema cuenta con una base de datos proporcionada por el Ministerio del Interior en la que ya hay una nómina de más de 100 personas que por ende no podrán ingresar al estadio. Y se aspira que la “lista negra” se vaya engrosando.

“Este es un paso muy importante y un gran aporte del fútbol, porque este sistema será también una herramienta fundamental para las autoridades”, dijo el presidente de la AUF, Wilmar Valdez, quien estuvo presente en el estadio junto a el vice, Edgar Welker.

VOLUNTAD. “Hace mucho que venimos trabajando este tema y sabemos que para terminar con la violencia en los estadios es necesaria una batería de medidas a largo plazo. Y que se necesita voluntad del estado y del fútbol. Aspiro que haya un antes y un después de este sistema de cámaras. Eso nos han dicho los expertos del Ministerio del Interior. Por eso estamos conformes y contentos por haber realizado esta inversión, pero hay que seguir trabajando”, añadió el presidente.

“Hemos cumplido con todo lo que nos pidieron, pero hay competencias que no son nuestras. Hay cosas que deberá seguir haciendo la policía. Pero ni el fútbol ni la policía lo pueden todo. Es un trabajo conjunto”, enfatizó Valdez, quien destacó a su vez la ayuda de la FIFA, de Antel y de UTE para que el sistema de videovigilancia pueda ser hoy una realidad.

La inversión fue de un millón y medio de dólares, lo que demuestra el compromiso de la AUF.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)