URUGUAYO ESPECIAL

Ligüera fue otra vez el héroe de Nacional

En el día que cumplió los 100 partidos con la tricolor, el “10” anotó el gol del triunfo y es el goleador del equipo.​

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Liguera

Cuando el partido entraba en la recta final, Nacional iba e iba y su hinchada empujaba desde las cuatro tribunas del Gran Parque Central, pero el gol no aparecía. El que sí volvió a ponerse la capa de héroe en este Campeonato Uruguayo Especial fue Martín Ligüera. Contando con esa habilidad que tienen los goleadores de desconfiar del rival e ir al error, el “10” tricolor aprovechó un pase de Tabaré Viudez que el zaguero Santiago Carrera no despejó e hizo pared para la salida del arquero Alain Baroja -que se demoró en la salida y llegó tarde- para meter la cabeza y sentenciar el único gol del partido, el que le vuelve a dar tres puntos sumamente trabajosos a Nacional; el que le permite hilvanar cinco triunfos al hilo y continuar como líder del certamen junto a Danubio, con 18 unidades.

Así, Ligüera llegó a los cuatro goles en el Uruguayo, justo en su partido número 100 con la camiseta de Nacional; se colocó como el goleador del equipo -siendo suplente- y el de mejor promedio de tantos por lejos. Es que el floridense (en realidad es nacido en el Cerro, pero él se siente y se reconoce como un floridense, donde vivió gran parte de su vida) hace un gol cada 81 minutos que juega, ya que totaliza 324 minutos en lo que va del torneo, en un promedio envidiable para cualquier centrodelantero.
Cada vez que anotó Ligüera, Nacional ganó: le hizo goles a Plaza Colonia (3-2), Fénix (1-0), Wanderers (3-1) y el de anoche a Sud América, para el 1-0 final que cerró una noche de verano de ensueño para los hinchas albos. Pero el número “10” tricolor aporta mucho más que goles.
Mucho más que asistencias; mucho más que buen juego. “Ligüera nos está dando muchísimas cosas. Para un grupo como este, que es heterogéneo, que tiene algunos mayores y varios jovencitos, leerlo, escucharlo, hablar con él es como una pequeña enciclopedia. A veces hay grupos que no tienen esa oportunidad de tener un jugador así, ojalá lo pueden aprovechar”, sostuvo el entrenador Martín Lasarte, que se mostró muy contento con el rendimiento de un futbolista que él hizo mucho para su llegada, dejando de lado algunas opiniones negativas respecto a su contratación. “No me alegro por mí, me alegro por él, por lo que es como profesional y humanamente”, agregó el DT.

Ligüera está disfrutando de su cuarto pasaje por Nacional. Está feliz y se le nota. Por si algunos lo habían olvidado, se volvió a meter a la hinchada en el bolsillo al punto que ayer todo el Gran Parque Central coreó su nombre. Él lo retribuye con goles y con festejos sentidos. Sus compañeros lo idolatran y lo elevan al cielo cada vez que anota. Parece el broche de oro para su carrera, aunque aún tiene mucho para dar en este Nacional.

Antes del gol que anotó, el enganche le metió un notable pase entre líneas a Hugo Silveira, pero una atinada y rápida salida de Baroja le ahogó el gol al delantero albo. También tuvo una chance de tiro libre a los 72’, pero el arquero venezolano se quedó con la pelota sin dar rebote, con seguridad.

Después, incluso, a los 82’ Ligüera quedó mano a mano con el meta, lo eludió, pero el enganche le quedó largo y la pelota se fue afuera. También tuvo otros dos remates: el primero a los 84’ aprovechando un pase de Kevin Ramírez, que atajó Baroja; y tres minutos después un potente tiro se desvió en el propio Silveira.

Nacional encontró en Ligüera a la alta más redituable.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)