EN EL CAMP NOU

Juventus le puso el fin al camino de Barcelona

Barcelona quedó eliminado de la Champions League tras igualar sin goles con Juventus, que había ganado en la ida 3-0 en Turín. El equipo culé buscó la remontada pero no logró la histórica hazaña que había conseguido en octavos de final contra el PSG.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: AFP.

La tribuna anima,; la Juve empezó más intensamente los primeros minutos, pero pierde rápido el balón. Suárez tiene la primera aproximación y el público se prende. El juez deja jugar más de la cuenta y el balón va de un lado a otro. Messi pierde dos pelotas en poco tiempo. Higuaín aprovecha y remata un bombazo por arriba.

Partido de muchas imprecisiones y el Barcelona necesita tomar el control sin enloquecer.

Entre Neymar y Suárez pierden inocentemente un saque de banda. En una contra Piqué se viste de héroe con una barrida y luego Rakitic apunta muy arriba con su disparo.

Más peligrosos los de Turín. Por centímetros Alba no llega en una barrida ante Buffon. Umtiti enorme ante Dybala. Suárez no entra en juego y cuando tiene una media vuelta pega en el muro de Chiellini. Van 17’ y gritan brevemente por la independencia; hoy hay mucho nervio. Y luego Messi la recibe solo en el punto final y se va apenas desviada. Se enloquece la gente, pero todavía no pasa nada. Arriesga mucho el Barcelona y no ha tenido mucho aún. Con más arrojo que juego se apoya en la magia de Iniesta, pero no finaliza bien. Entre tres de la Juve no puede pasar Messi que pide falta. Suárez lucha cuerpo a cuerpo, nunca más literal que ahora, con los defensas italianos. Los culés han vivido 27’ de ilusión porque la Juve no marca.

El árbitro apercibe a los blaugranas que en racimo reclaman su falta de rigor en supuestas faltas. Urge un gol para llegar al objetivo. Buffon rechaza un gran remate de Messi y la segunda jugada no favorece al argentino. Aunque todavía no aparece en su dimensión real, muy marcado. El Barça necesita calma. La Juve es implacable en defensa en todo el terreno.

Suárez sigue en su duelo con Chiellini y el italiano se queja de un golpe en la espalda. Iniesta se pinta de amarillo cuando decapita una contra que traía mucho peligro para la Juve. Cae Mandzukic y nadie tira la pelota afuera y cuando lo hace la Juve, los jugadores culés no se la devuelven como marca el protocolo y los valores blaugranas. No hay “fair play” esta vez en el Camp Nou.

“¡Messi, Messi!”, alienta la tribuna. Suárez intenta de tijera entre dos zagueros pero no tiene suerte. El 10 cae en un lance con Pjanic y Neymar toma venganza y se gana la amarilla. El partido agoniza en la primera parte y al Barça no le sirve tanto nervio.

Hasta ahora la impotencia culé se ensaña con los árbitros, básicamente porque no le ha gustado el estilo de marcar pocas faltas. De hecho los blaugrana cierran con 7, una más que los de Turín. Aunque ha tenido el balón el 60% del tiempo no ha podido inquietar a Buffon.

Nada ha ocurrrido hasta ahora y solo la esperanza sostiene a la tribuna. Un gol del Barça daría para soñar, uno de la Juve para olvidarse de una vez de esta Champions.

Arranca la segunda parte. “¡Juve, Juve!”, gritan los italianos en el silencio previo de la reanudación y cuando la tiene el Barça se escucha un silbido permanente desde donde están ellos.

Neymar hace una de Maradona pero termina ahogándose en la línea de meta.

Cuadrado a los 49’ tiene el primero y la manda muy esquinada. Neymar se come la pelota cuando tiene un pase contado a Suárez; antes Dybala erra por centímetros. El partido está roto.

Otra vez Cuadrado pone a temblar al Camp Nou, pero Ter Stegen mantiene el cero. De nuevo avisa Messi y su tiro pasa rozando el palo. Chiellini le da una a Suárez, se lleva la amarilla, y es la primera para Messi. ¿Será? No, por encima. Era una llave y no se abre.

Aprieta el Barça y la gente empuja: ¡Es ahora! Queda media hora. Los disparos blaugrana siguen pasando sobre el horizontal. Los que comienzan a gritar son los italianos, que se imponen en el estadio mientras cobran un córner. Khedira se enoja con Sandro, porque pierde una pelota con Suárez que se juega la ropa.

Messi lo erra con el arco sin Buffon, otra vez por arriba. El argentino está ansioso y hasta levanta mal un centro. La tribuna corea su nombre para animarlo. Pero es el símbolo del descontrol blaugrana. Si él no puede ser preciso, ¿quién?

La pelota es del Barça pero no puede construir por la red juventina. Ya es imposible romper el escudo albinegro.

Allegri cierra el partido y saca a Dybala y pone a Barzagli. Si fuera por córners el Barça ganaba ayer por goleada. Cuando Umtiti se viene abajo quejándose de un golpe ante Higuaín, la Juve tampoco para el juego. Entra Mascherano y se va Piqué de delantero. Faltan 13 minutos… y este arroz parece que ya se coció.

Neymar se frustra después de una buena jugada de Suárez. Ter stegen sale como líbero cuando Cuadrado se enfilaba. “¡Oe Oe Oe, Juveeee Juveeeeee!” , gritan los tifosi.

Lemina tiene el gol de gracia, pero Ter Stegen dice que no y lo manda al córner. Hay un silencio profundo en el estadio. “Oleee, oleee”, corean los “tanos”, a los que no les importa que en Barcelona estén prohibidos los toros. Sale Higuaín y le regalan una gran rechifla. No olvidan su pasado merengue.

“Oooooe oeeee…”, cantan los culés y miles de banderas se agitan tapizando el estadio. Es la despedida. Se terminó la historia. Neymar llora desconsolado. Chiellini y Suárez cambian la camiseta en el medio del campo.

La Juve festeja con su tribuna mientras Messi y Suárez caminan sin sus casacas mirando el piso. En sus manos llevan la albinegra ganadora de esta noche. La Juve es un justo ganador de la serie. Se repite la historia de 2013 con el Bayern Munich y la primera vez que Luis Enrique no gana un partido de Champions en el Camp Nou.

Neymar: Su mamá le dio consuelo

 “Mi amor, sé que este momento no salió como te hubiera gustado, pero Dios sabe todas las cosas. Tu fuiste y serás siempre un vencedor. Levanta la cabeza y sigue porque todo pasa. Yo le agradezco a Dios por todo, sobre todo por nuestras derrotas, porque sé que lo mejor está por venir. Ya eras más que vencedor en Cristo Jesús. Brasil te ama, cabeza erguida hijo, Dios te ama”. Así dice el mensaje que le envió la madre de Neymar a su hijo tras la eliminación. Cuando el juez pitó el final el brasileño se tiró al piso a llorar desconsoladamente.

Luis Enrique no olvidará Turin

“Cuando intentas que se convierta en un partido loco, presionando uno por uno, cuesta tener lucidez. Aun así hemos hecho 14 disparos a portería y ninguno dentro de los tres palos. No ha querido entrar. Me quedo con la actitud de mis jugadores y con la afición. Lo más justo habría sido ganar”, dijo Luis Enrique. “No podría definir la temporada en Champions con una palabra. Una primera parte muy pobre en Turín nos hace estar fuera. Me acordaré mucho tiempo de la primera parte de Turín”, reconoció el asturiano.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)