TORNEO CLAUSURA

Juega un partido especial

River Plate quiere repetir el plato de la victoria ante Peñarol y que se estire el cierre del Clausura.

Revancha. Peñarol y River se verán las caras nuevamente, ahora en el Clausura. Foto: Ariel Colmegna
Revancha. Peñarol y River se verán las caras, ahora en el Clausura. Foto: Ariel Colmegna

Peñarol depende de sí mismo para ganar el Torneo Clausura. Necesita una victoria esta tarde ante River Plate y logrará su primer objetivo, pero no es el único que se trazó el aurinegro, porque a medida que avanzaba el torneo y sumaba victorias, sus rivales (Defensor Sporting y Nacional) en la Anual, dejaban puntos por el camino y ahí se subió al carro de la esperanza.

Por eso, el partido de esta tarde en el Parque Federico Saroldi será un partido especial. Por los puntos que necesita para abrochar de una buena vez el Clausura, pero también por los que busca cada fin de semana para no perder pie en esa carrera que empezó a correr junto a violetas y tricolores: la tabla Anual.

Peñarol llega con bajas importantes. No tendrá a Fabricio Formiliano en el fondo, una pieza que acomodó la defensa en esta segunda parte del año, tampoco contará con la presencia de Walter Gargano, el jugador de mayor influencia en el funcionamiento y equilibrio del equipo, y no tendrá los goles de Cristian Palacios en la ofensiva, un jugador que ha sido determinante cuando las cosas no salían y el gol no aparecía por ningún lado.

River será una prueba de fuego para el aurinegro, porque el darsenero mejoró en su juego y crece mucho en su cancha. Ya lo demostró cuando llevó a Nacional al Prado. El equipo de Pablo Tiscornia quiere repetir el plato de la victoria ante un grande, y espera agazapado por esa oportunidad en su reducto.

El darsenero tendrá el regreso de Agustín Ale en el fondo, un retorno que puede caer en el momento justo para opacar el juego aéreo del argentino Lucas Viatri y para contrarrestar las subidas de Yefferson Quintana, otro ‘lungo’ que sube y puede desnivelar en el área.

También tendrá la chispa de Saavedra, la habilidad de Boné y los goles del interminable Juan Manuel Olivera, un delantero que gana por arriba pero que también impone presencia en pelota al ras.

El de esta tarde va a ser un partido especial. Para Peñarol, que busca coronarse campeón del Clausura, y para River, que pretende repetir el plato de la victoria ante un grande.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)