EN JARDINES

No hay viento que valga

Wanderers sacó adelante un juego complicado en una tarde inhóspita y alcanzó a Nacional en la Serie B

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Rivero, autor del gol bohemio, se lleva el balón ante Malrrechauffe. Foto: Ariel Colmegna


En una tarde inhóspita para jugar al fútbol, con muchísimo viento y frío, Wanderers volvió a ganar en Jardines del Hipódromo a Danubio, con lo que alcanzó a Nacional en el primer lugar de la Serie B del Torneo Intermedio y se consolidó en el cuarto puesto de la Tabla Anual.

El primer tiempo fue parejo, con pocas situaciones de gol. Wanderers dominó la pelota, pero Danubio fue más peligroso de contragolpe, principalmente por la derecha del ataque, con la velocidad de Arroyo. El panameño provocó las amarillas del juvenil zaguero Andueza (a quien Giordano sacó luego de hacer otra falta) y de Rivas, que sufrió con la velocidad del atacante, aunque después mejoró en el complemento, cuando el delantero ya no logró gravitar.

Un remate de “Nacho” González y otro de Saracchi sobre el final fueron lo más peligroso de los franjeados.

Wanderers salió con mayor determinación en el complemento y le calzó mejor jugar con el viento en contra.

Así, una buena jugada individual de Blanco terminó con un centro al medio que por poco no llegó a interceptar Bellini de media vuelta.

Ya a los 53’ Martínez le pasó la pelota a Rivas, que levantó un centro que peinó Bellini y se la sirvió a Rivero, que quedó mano a mano con Ichazo y le cruzó la pelota para marcar el único gol del encuentro.

Danubio buscó el empate, el ingreso de Graví fue importante, pero Wanderers se mostró firme en todo momento.

Rodríguez respondió cuando fue llamado a actuar (como frente a un tiro libre de Olaza), Bueno jugó un gran partido, bien complementado por el juvenil Gularte, mientras que el mediocampo, liderado por Martínez, ahogó al rival y manejó los tiempos del juego. Además, Blanco -que jugó retrasado, casi como un enganche- tuvo criterio para jugar la pelota y fabricó faltas. Bellini fue clave en el juego aéreo, para bajar pelotas y recuperar balones y Rivero está jugando con mucha regularidad.

Desde la final que perdió por penales en 2014 por el Campeonato Uruguayo, Wanderers no perdió más con Danubio, con cuatro triunfos y tres empates.

Además, los bohemios hace seis partidos que no caen en Jardines del Hipódromo. La última derrota fue el 25 de mayo de 2014 por 3-0.

DANUBIO 0-1 WANDERERS

Estadio:
Jardines del Hipódromo

Árbitro: Esteban Ostojich. Asistentes: Miguel Nievas y Sebastián Silvera. Cuarto árbitro: Federico Lovesio.

Danubio: S. Ichazo; A. Peña, M. De Los Santos (23' M. Marta), D. Malrechauffe, L. Olaza; G. González, G. Zarfino, I. González (64' J. Graví), M. Saracchi; A. Arroyo y J. Dos Santos (64' J. Olivera).
DT: G. Machado 

Wanderers: M. Rodríguez; M. Gómez, G. Bueno, F. Andueza (30' E. Gularte), M. Rivas; A. Colombino, S. Martínez, M. Santos, R. Rivero (80' F. Barrandegui); S. Blanco y S. Bellini (90' M. Castro).
DT: J. Giordano

Gol: 53' Rivero (W)

Roja: 78' Rivas (W)

Amarillas: I. González y Peña (D). Colombino y M. Rivas (W).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)