DESDE EL ARCO

Hay un torneo de ventaja

JOSÉ MASTANDREA

La seguidilla de partidos empezó a pasar factura. Era una fija. Había que esperar, nada más. El paro de actividades terminó perjudicando a los propios futbolistas. Hoy, la mayoria de los equipos tiene a varios en sanidad con contracturas, tirones y desgarros. Era esperable y estaba claro: pocos podrían soportar el trajín de jugar cada tres días.

Además, por si eso fuera poco, el estrés es tremendo en el cierre de la temporada donde todos juegan por algo. Está la pelea por la Anual, por el Clausura, por la clasificación a las Copas y la lucha por la permanencia.

No es fácil. Más para aquellos equipos que tienen planteles cortos y pocas figuras. ¡Le está costando a los grandes! mucho más a los que no tienen piezas de recambio.

Las reglas de juego estaban claras. Y los entrenadores tuvieron que rehacer lo que tenían planificado. “Empezó otro campeonato”, se dijo. Y se dio así. No hay respiro, ni días de recuperación. La seguidilla está pasando factura y los que estaban mejor preparados pudieron sacar más ventaja.

Peñarol, Nacional y Defensor tienen un campeonato entre sí. La Anual es el fiel reflejo de ello. El cuarto, Boston River, está a 30 puntos del tricolor. Es un campeonato de ventaja. Una barbaridad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)