COPA LIBERTADORES

El gol del “Tanque” Silva no alcanzó

Atlético Paranaense le ganó por 3-2 a Universidad Católica y clasificó a los octavos de final de la Copa Libertadores 2017. El uruguayo Santiago Silva marcó un gol para el equipo chileno a los 36 minutos de juego.

Los goles de la clasificación del plantel brasileño fueron marcados por Carlos Alberto a los 75 y 86 minutos, y Douglas Coutinho (82), mientras que para los chilenos anotaron Santiago Silva (35) y Ricardo Noir (84).

Lo que parecía un milagro del plantel chileno se transformó en un infartante final que sonrió al Atlético Paranaense, que logró la diferencia en las postrimerías del juego, sumado a la victoria de San Lorenzo 2-1 sobre Flamengo en la última fecha del llamado 'grupo de la muerte'.

"Fue un juego difícil muy importante cuando marcamos el gol porque pudimos mantener la calma. Logramos lo más importante que era clasificar", dijo Carlos Alberto.

De esta manera, San Lorenzo terminó primero con 10 puntos y con mejor diferencia de gol que el segundo, Atlético Paranaense (10). En tanto Flamengo quedó sorpresivamente eliminado con 9 unidades, y Universidad Católica cerró última con 5.

El sueño chileno

Católica requería de una victoria y una caída de San Lorenzo en el otro juego que se disputaba en horario simultáneo.

En los primeros minutos, Católica se hizo dueño del balón y causó peligro por las bandas ante un Paranaense que fue más cauto, esperando el contragolpe fatal.

A esa altura del juego, Flamengo ganaba 1-0 a San Lorenzo en el otro juego de la llave, resultado que abría las esperanzas para una clasificación de los chilenos y su rival brasileño que requerían una victoria para sacar pasaje a octavos de final.

El sueño de los cruzados chilenos parecía hacerse realidad luego que el delantero uruguayo Santiago Silva anotó con un tiro desde la boca del área, callando las críticas que recibió antes de este juego por sus pocos aciertos en el arco rival, y provocando el estallido de una hinchada cuyo festejo rozó la histeria, y que dejaba a Paranaense fuera.

La remontada brasileña

Paranaense salió en el segundo tiempo decidido a dar vuelta su suerte y logró el empate tras un centro desde la izquierda que cabeceó sólo Carlos Alberto ante una estática defensa cruzada y una inútil estirada del arquero Toselli. En tanto, en Buenos Aires, San Lorenzo empataba el duelo 1-1 con Flamengo y clasificaban.

El técnico Paulo Autori puso delanteros frescos que aprovecharon el cansancio de los defensas de Católica. En un rápido contragolpe, el recién ingresado Douglas Coutinho se escapó sólo hasta el arco chileno y definió para marcar lo que parecía el tanto de la clasificación.

Pero Católica respondió inmediatamente con un riflazo de Ricardo Noir desde fuera del área del Paranaense que pareció dar esperanza a los chilenos, pero nuevamente el brasileño dio el golpe.

Ya sin fuerzas, los jugadores chilenos ya casi no marcaban y vieron como Carlos Alberto pegó un tiro maravilloso dentro del área católica para sentenciar el tercer tanto de Paranaense, que finalmente fue un premio que pone al 'Huracán' brasileño en octavos de final de la Copa Libertadores.

"Muy felices porque era un grupo muy difícil, mucha gente no confiaba que íbamos a pasar", sostuvo el argentino 'Lucho' González.

Los jugadores de Atlético Paranaense festejan la clasificación. Foto: Reuters
Los jugadores de Atlético Paranaense festejan la clasificación. Foto: Reuters
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)