PEÑAROL

A ganar por el pasaje y la plata

El triunfo le asegurará al aurinegro ir a la Libertadores y US$ 1.800.000.

Foto: Ariel Colmegna.
Foto: Ariel Colmegna.

El encuentro de mañana ante Racing tiene trascendental importancia para la vida deportiva e institucional de Peñarol. Al margen de ya estar en la definición del Campeonato Uruguayo, el aurinegro tiene que ganar para intentar forzar un eventual desempate por la Tabla Anual y para asegurarse, en el peor de los casos, quedar clasificado como Uruguay 2 para la próxima Copa Libertadores de América.

Si mañana el conjunto que dirige Leonardo Ramos suma los tres puntos, quedará automáticamente en la fase de grupos del certamen más importante del continente. Esto no solo lo ayudará deportivamente, ya que iniciará dos instancias más adelante en el torneo, sino que también lo beneficiará económicamente. Por entrar en la zona de grupos, el aurinegro recibirá de manera automática US$ 600.000 por cada uno de los tres encuentros como local (un total de US$ 1.800.000) más las tres eventuales recaudaciones que pueda hacer el aurinegro en el Estadio Campeón del Siglo.

Si por el contrario ingresa como Uruguay 3, podrá recibir US$ 400.000 y encima deberá correr el riesgo deportivo de sortear a dos equipos para luego ingresar a la fase de grupos. Eso sí: está claro que si entra como Uruguay 3, supera las dos fases y luego se mete en la zona de grupos, terminará recaudando más dinero.

Sin embargo, las urgencias de Peñarol lo obligan a buscar ese puesto que lo ponga directamente en la cocina de la Copa. Para conseguir un alivio desde lo económico, que lo tuvo a maltraer en este 2017, y desde lo deportivo para volver a ubicarse en los primeros puestos del plano internacional.

“Hay un grupo bárbaro. Da gusto venir a entrenar día a día, así se hace mucho más fácil conseguir los objetivos. Muchos nos vamos a quedar y la Copa Libertadores va a ser un lindo objetivo. Si no se nos va nadie, tenemos un lindo plantel para pelearla. Todos pensamos eso, pero hay que ir paso a paso. Llegar hasta lo último acá y lograr el objetivo de ser campeones uruguayos. Todos soñamos con estar en la Libertadores. Este es un club muy copero, pero ya habrá tiempo de pensar en eso”, anticipó el rosarino Maximiliano Rodríguez.

En esa misma línea se manifestó su compatriota Lucas Viatri: “Tengo seis meses más de contrato, me gustaría quedarme y que la dirigencia haga el esfuerzo de mantener el plantel y pelear la Libertadores con Peñarol, que sería algo muy lindo”.

El elenco mirasol, a pesar de ya estar en la definición del Uruguayo, se prepara para un partido que pone en juego muchas cosas para el 2018: dinero, el prestigio internacional y el desafío deportivo de poder conseguir la sexta Copa, esa que se niega desde hace tres décadas. Y con las elecciones de por medio, los candidatos cruzan los dedos esperando un nuevo triunfo.

El equipo ya está confirmado y concentra sin Varela ni Palacios:

Mañana el equipo saldrá a la cancha con Kevin Dawson; Mathías Corujo, Fabricio Formiliano, Ramón Arias, Fabián Píriz; Diego Rossi, Walter Gargano, Cristian Rodríguez, Fabián Estoyanoff; Maximiliano Rodríguez y Lucas Viatri. En el banco, en tanto, esperarán: Gastón Guruceaga, Yeferson Quintana, Hernán Petryk, Guzmán Pereira, Marcel Novick, Franco Martínez y Gastón Rodríguez. Guillermo Varela, Lucas Hernández y Cristian Palacios volverán para las finales. Como ocurrió el fin de semana pasado, el plantel concentrará pese a los atrasos que se mantienen en los sueldos. Hasta el momento, se han colocado 15.000 boletos para este encuentro ante la “Escuelita” de Sayago. Precios: Cataldi $320, Guelfi $150, Damiani $350 y Henderson $950. En las tres primeras tribunas, los socios podrán entrar gratis con previo canje.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)