mundial de rusia 2018

Faltan 365 días para la gran fiesta

Solamente hay tres países clasificados: el organizador, Brasil e Irán. En Europa hay riesgos para selecciones importantes de quedar fuera de la cita; Uruguay por ahora está en un buen lugar, pero los cruces que se vienen marcarán el destino de la Celeste.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Copa del Mundo

Faltan 365 días, parece una eternidad al repasarlo de esa manera, para que se inaugure la Copa del Mundo. En apenas un año, suena como más inminente leyéndolo así, vuelve la gran cita del fútbol mundial. De una u otra forma, hoy se entró en la recta final de un certamen que, por ahora, solamente tiene a Rusia (país anfitrión), Brasil (por Sudamérica) e Irán (por Asia) como participantes del gran espectáculo del planeta fútbol. 

Cuando se trata de una fecha tan exacta es imposible no caer en la tentación de hacer un repaso, de ver lo que se ha hecho, de tratar de descifrar qué es lo que puede venir.

Como en cualquier reunión de amigos, en ruedas de café, en charlas de oficina aparecen las preguntas básicas. ¿Vamos o no vamos? ¿Quiénes están más cerca?

Es absolutamente difícil establecer qué saldrá de todos los cruces están por delante, aunque hay algunos países que la pueden tener más fáciles que otros. Alemania, Polonia y Bélgica, por ejemplo, están ya pensando más en las ciudades en las que les puede llegar a tocar jugar en Rusia que en los partidos que tienen pendientes para culminar su recorrido clasificatorio.

Para Uruguay, en tanto, el panorama no debería ser tan desalentador porque va tercero con 23 puntos. Y ese lugar, cabe precisarlo, a esta altura de la fase eliminatoria se ostenta por primera vez desde que se instauró el sistema de todos contra todos.

Ingresando a los datos históricos de la clasificación sudamericana se comprueba que en la búsqueda del Mundial de Brasil 2014, el último antecedente, la Celeste a falta de un año para el certamen iba en el quinto lugar. Al final se quedó en ese puesto y se ganó la instancia de repechaje frente a Jordania.

El panorama era peor en la odisea de llegar a Sudáfrica 2010. Ahí sí que se sufrió de lo lindo. Faltaban cuatro fechas y Uruguay estaba en la sexta posición. Se consiguió el quinto lugar y se ganó el viaje gracias al repechaje ante Costa Rica.

Ni que hablar de lo que ocurrió en el camino a Alemania 2006. Cuando faltaban tres fechas para el cierre de las Eliminatorias Uruguay estaba en la séptima posición. Se consiguió el quinto lugar, pero se perdió en el repechaje contra Australia.

Y más atrás en el tiempo, todavía, rumbo a Corea y Japón 2002, Uruguay iba sexto y faltaban seis fechas. Se terminó quinto y clasificando por el repechaje contra la selección de Australia.

Si hay algo que puede distorsionar la visión, y eso hay que aceptarlo, es que el equipo ha caído en un pozo de rendimiento colectivo. No se defiende como antes y cuesta una barbaridad llegar al gol. Temas que serán de absoluta preocupación del entrenador Óscar Tabárez de aquí hasta el partido contra Argentina del 31 de agosto.

Ahora bien, saquemos el foco de atención exclusivamente de lo que ocurre con Uruguay y observemos el panorama en todo el planeta.

Cómo viene Europa

Acá buscan 13 cupos. Los nueve primeros de las llaves eliminatorias van al Mundial, los ocho mejores segundos se enfrentan en un repechaje para definir los otros cuatro lugares.

Por ahora no hay ningún seleccionado clasificado, pero es fácil concluir que Alemania, Polonia y Bélgica están a punto de reservar el pasaje.

Las luchas deportivas por llegar a Rusia están así: Suecia, Francia y Holanda en el grupo A, Suiza y Portugal en el B, Serbia y la República de Irlanda en el D, Inglaterra, Eslovaquia y Eslovenia en el F, España e Italia en el G, y Croacia e Islandia en el I.

Cómo viene Sudamérica

Cuatro equipos van en forma directa y un quinto al repechaje contra el mejor de Oceanía. Quedan doce puntos por disputar y el único que logró hasta ahora la clasificación es el Brasil de Tité.

Si la tabla se cerrara ahora los otros tres clasificados serían Colombia, Uruguay y Chile. Mientras que Argentina iría al repechaje.

El problema son los cruces que vienen por delante. Por ejemplo, serán decisivos los partidos Uruguay-Argentina, Chile-Paraguay, Ecuador-Perú, Paraguay-Uruguay, Chile-Ecuador, Colombia-Paraguay, Ecuador-Argentina o Perú-Colombia.

Cómo viene África

Acá van cinco selecciones de forma directa. Están disputando la tercera fase, donde se forman cinco grupos de cuatro equipos y el primero de cada grupo se clasifica para el Mundial.

Van dos fechas (faltan cuatro) y por ahora los líderes: Congo y Túnez en el grupo A, Nigeria en el grupo B, Costa de Marfil en el C, Burkina Faso y Sudáfrica en el D y Egipto el E.

Cómo viene Asia

Cuatro lugares directos y una media plaza. También están en la tercera fase, donde hay dos grupos de seis equipos cada uno. Los dos primeros de cada llave logran el billete al Mundial y los dos terceros juegan una eliminatoria de donde sale el equipo que juega la repesca contra un equipo de Concacaf.

Irán ya está en el grupo A, donde Corea del Sur tiene ventaja sobre Uzbekistán para ser segundo. En el grupo B, Japón, Arabia Saudí y Australia pelearán hasta el final por las dos plazas mundialistas.

Cómo está Centroamérica y el Caribe
Tres plazas y media. Ya está en juego el hexagonal final, donde los tres primeros sacarán su billete para el Mundial y el cuarto jugará el repechaje contra un país asiático.

Con cuatro jornadas todavía por diputarse, México lidera el grupo (14 puntos) y está muy cerca de Rusia. Por detrás, la pelea entre Costa Rica (8 puntos y un partido menos), Estados Unidos (8 puntos) y Panamá (6 puntos y un partido menos) se presenta de lo más interesante.

Cómo viene Oceanía

Disputada la tercera fase, Nueva Zelanda e Islas Salomón, campeones de los grupos, disputarán una eliminatoria de donde saldrá la selección que se medirá en el repechaje ante el quinto de Sudamérica.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)