OBITUARIO

Falleció Luis Garisto, un "loco" lindo

Garisto fue jugador de Racing, Defensor, Sud América, Independiente y Peñarol, entre otros, y defendió la camiseta de Uruguay en el Mundial de Alemanai 1974. Además dirigió varios equipos. entre ellos a Nacional, Independiente y Peñarol. Dejó su huella en el fútbol.

Luis Garisto durante su paso como entrenador de Central Español. Foto: Francisco Flores
Luis Garisto durante su paso como entrenador de Central Español. Foto: Francisco Flores

Pocos recuerdan que Luis Garisto dio sus primeros pasos en el fútbol luciendo la camiseta de Racing. Fue al inicio de su carrera, allá por 1960. De ahí a Defensor, y de la viola a Sud América, siempre en la zaga, siempre con gesto fiero y pierna fuerte pero leal.

Así era Garisto. Un tipo leal. Firme en sus convicciones, pero un señor dentro y fuera del campo de juego.

Su mejor época como futbolista la vivió en Independiente de Avellaneda. Vistió la camiseta del “rojo” durante cinco temporadas y se aburrió de dar vueltas olímpicas. Fue pilar en el “Rey de Copas” que ganó la Libertadores con un equipazo espectacular.

Él, no era uno más. Era el gran zaguero de aquel equipo que, entre otros, tenía a Elbio Ricardo Pavoni, otro uruguayo que hizo historia en el club de Avellaneda.

Después de esa racha triunfal en Independiente, recaló en Peñarol. Y dejó su huella. Fue Campeón Uruguayo (1973-74) siempre dando garantía en la última zona, porque con voz de mando, con personalidad y mucha clase, se hizo sentir.

Su última etapa como jugador la tuvo en el Cobreloa de Chile, un club que con el dinero del cobre creció y apuntó a las mejores figuras de América.

Allá fue Garisto, junto con Ladislao Mazurkiewicz, y dejaron una huella imborrable, marcaron un camino de profesionalismo y adhesión.

Como entrenador también marcó presencia en el fútbol argentino, en el mexicano y aquí, en su país natal.

Serio en el trabajo, afable y campechano después del entrenamiento. Amigo de sus jugadores, confidente, y lleno de anécdotas.

El “Loco” Garisto era querido por todos. Y ese fue su mejor legado en un ambiente donde no todos cuentan con el voto unánime de la aceptación.

Ayer, a los 71 años, ya muy enfermo, nos dejó. Pero su recuerdo permanecerá por siempre. “Hoy veo el fútbol con más tranquilidad, sin tanta pasión, pero para mi el fútbol es vital, no me voy a ir nunca del fútbol porque siempre estoy llegando”, decía.

EL DATO

Su trayectoria

Como jugador estuvo en Racing, Defensor, Sud América, Independiente (Argentina), Peñarol y Cobreloa (Chile); a la vez que como técnico se desempeñó en Rampla, Nacional, Peñarol y Central Español; Gimnasia, Estudiantes, Banfiel e Instituto (Argentina); Atlas y Toluca (México) y en Cobreloa (Chile).

Un alumno de Bagnulo

“Luissss... sus ojos se cerraron”, le gritó Hugo Bagnulo cuando lo dirigió. Quería que Garisto “bajara” al puntero...

Celeste hasta la médula

Luis Garisto defendió a la selección uruguaya en el Mundial de Alemania 74. “El Mundial es lo máximo. Pero es vertiginoso, te vas enseguida”.

El velatorio.

Los restos de Luis Garisto serán velados en el local de Previsión ubicado en Barrios Amorín 1076, Sala 4, entre las 20 y las 23 horas de este martes y entre las 8 y las 14.30 del miércoles.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)