RACING

Escuelita violenta

El DT de Racing se fue porque lo apretaron; el presidente busca estrategias.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Albiverdes. Racing vive momentos complicados con sus parciales. “No son verdaderos hinchas”, aseguró el presidente. Foto: Francisco Flores

Racing se ha identificado, históricamente, por su buen juego. De allí que se lo conozca como "la escuelita", o "la academia", aunque este último apodo viene de su tocayo de Avellaneda.

Sin embargo, en los últimos tiempos el equipo de Sayago es noticia por otras cosas que no son necesariamente las que pasan dentro de la cancha. Aunque en ese sentido tampoco estas son buenas épocas para los albiverdes. En el Clausura, Racing sumó solo 14 puntos y terminó antepenúltimo. Mientras que el campeón, Plaza Colonia, hizo 32 unidades. Y de los nueve puntos que se han disputado en el Uruguayo Especial, los de Sayago consiguieron solo uno, producto de su empate en la primera fecha frente a Plaza.

Sin embargo, las razones que hicieron que Julio Avelino Comesaña se alejara de la dirección técnica del club con sólo tres fechas jugadas no fueron deportivas. "Como estaba el clima en Racing, tenía que ir armado a Sayago si seguía y yo soy director técnico", dijo Comesaña a Sport 890.

El técnico recibió en la concentración la "visita" de un hincha y socio, que lo apretó para que pusiera a determinado jugador. "Primero me advirtió que el partido con Fénix era muy importante para la hinchada. Y luego tiró un mensaje de esos que mandan los cobardes como aviso. Me dijo que tal jugador tenía que jugar de titular porque se trata de un pura sangre", relató el entrenador, quien hizo la mayor parte de carrera en Colombia, donde la violencia es cosa de todos los días.

"Después de haber vivido tantas cosas como las que viví en Colombia, ¿voy a venir a mi país a pasar por estas situaciones?", se preguntó Comesaña tras salir de la cancha de Fénix sin protección ni policías que pudieran custodiarlo tras no haber cedido a las presiones. "Entonces empecé a pensar en una decisión que fuera buena para mi integridad", añadió, explicando por qué optó por dar un paso al costado.

"Lo de Comesaña me sorprendió. Lo trajimos por su experiencia, para llevar a cabo un proceso. No es nada agradable ni me gusta lo que sucede, pero tampoco es algo que no se pueda corregir", dijo por su parte Raúl Rodríguez, el presidente de Racing.

"El que fue a hablarle fue un flaco, uno solo, según me dijo él porque yo no estaba. Y atrás del alambrado lo insultaron cinco, algo que pasa en todos los clubes. Estoy muy preocupado, aunque no son más de diez, que cuando hay algún partido como el de Fénix, traen otros diez. Son los mismos que agredieron al hincha de Fénix", añadió Rodríguez, cuyo propio hijo, Juan Pablo, colgó los zapatos y la cinta de capitán, en parte, cansado de los insultos.

"Estamos buscando la estrategia para combatir esto. Ya hemos puesto seguridad privada. Queremos buscar las verdaderas causas que están detrás de todo esto. Esos diez no son verdaderos hinchas de Racing".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)