RUSIA 2018

Un ensayo en la redacción

Ovación hizo su sorteo y a Uruguay le tocó con Rusia, Dinamarca y Panamá

Frente a Rusia. Godín busca la pelota en el amistoso de Uruguay disputado en 2012. Foto: AFP
Frente a Rusia. Godín busca la pelota en el amistoso de Uruguay disputado en 2012. Foto: AFP

Si la FIFA puede organizar varios ensayos del sorteo mundialista, ¿por qué no hacerlo en Ovación? La redacción de El País fue el escenario. Y no se utilizaron simuladores virtuales disponibles en Internet, sino 32 papelitos con los equipos participantes y otros con las series donde deberán jugar, como se hizo toda la vida y tal como ocurrirá hoy en Moscú.

Compañeros de la redacción fueron invitados a elegir esos papelitos, sin ver su contenido, y así se armaron los grupos, siguiendo al pie de la letra el procedimiento reglamentario difundido por la FIFA.

En ese sentido, todo fue transparente. No estuvo Sepp Blatter para sembrar las dudas de anteriores sorteos. No hubo bolillas frías ni calientes. En realidad, ni siquiera hubo bolillas, pero en estos casos lo único indispensable son los papelitos.

Rusia fue colocado directamente en la serie A. Después, se asignó ubicación al resto de los cabezas de serie. Y a continuación comenzaron a distribuirse los integrantes de los otros tres bombos.

Estaba claro que no podía haber más de dos representantes de una misma confederación (salvo Europa) en una misma serie, así como tampoco tres europeos juntos. Sin el sistema informático que usa la FIFA para evitarlo, en un par de ocasiones, apareció ese inconveniente pero fue superado de inmediato eligiendo al azar otro papel correspondiente a los grupos. Y al final todo cerró.

El resultado es el que se aprecia en los recuadros al pie, con los equipos adecuadamente distribuidos según su origen geográfico.

Uruguay cayó en el grupo del país organizador, algo que muchos consideran a priori conveniente para los intereses celestes en el Mundial. Y también le tocó Dinamarca, como en una de las simulaciones de la FIFA. El cuarto integrante de la serie resultó Panamá, debutante en una fase final de la Copa del Mundo.

En estos casos se admiten muchas opiniones, pero no parece saltar a la vista ningún “grupo de la muerte”, como ha ocurrido en anteriores mundiales. Tampoco hay tres campeones mundiales compartiendo la primera ronda, como sucedió en el último Mundial con Uruguay, Inglaterra e Italia. Hoy se comprobará si esto se debió a la distribución previa en copones en base al ranking FIFA o si simplemente fue obra de la fortuna.

Acaso el de Alemania, Colombia, Costa Rica y Nigeria se vea como el agrupamiento de pronóstico más incierto.

Argentina deberá medirse con Suiza y Suecia, dos europeos de mediano rango. Y Australia completa el cuarteto.

A Brasil le salió España, posiblemente el gran choque de la primera ronda junto al clásico del Canal de la Mancha, Francia-Inglaterra. Estos cuatro candidatos parecen superiores al resto de sus adversarios de grupo.

Perú, el último en clasificarse, fue derivado por la suerte al grupo de Bélgica, donde después cayeron Islandia y Marruecos.

Todo esto es un juego, por supuesto. Pero el fútbol también lo es, a no olvidarlo.

Los ocho grupos.

A: Rusia, Uruguay, Dinamarca y Panamá.

B: Portugal, Croacia, Irán y Japón.

C: Alemania, Colombia, Costa Rica y Nigeria.

D: Francia, Inglaterra, Túnez y Corea.

E: Argentina, Suiza, Suecia y Australia.

F: Polonia, México, Senegal y Arabia Saudita.

G: Bélgica, Perú, Islandia y Marruecos.

H: Brasil, España, Egipto y Serbia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)