FÚTBOL

El día que Nacional se vistió de Celeste

El 13 de septiembre de 1903, la selección uruguaya obtuvo su primer triunfo a nivel internacional y lo hizo jugando solamente con futbolistas de Nacional, algo hasta ahora recordado por los tricolores que durante todo este mes utilizan la camiseta Celeste en honor a esa gesta.

Nacional 1903
El plantel de Nacional que se vistió de Celeste para defender a Uruguay.

Aquel encuentro del 13 de setiembre de 1903 no solamente quedó registrado por la presencia exclusiva de los jugadores de Nacional. También fue el primer triunfo de la Selección, en una época en que prevalecían los futbolistas argentinos, que habían iniciado el proceso de aprendizaje con anterioridad y con otros medios, gracias a la mayor presencia británica en su vida social y económica.

Las mismas discrepancias que en 1902 determinaron la ausencia de hombres del CURCC llevaron a que Nacional, por iniciativa de su presidente Luis Laventure (hijo), asumiera la representación de la Liga y viajara a Buenos Aires. No fue sin embargo una excursión improvisada: reportajes posteriores a sus protagonistas revelaron que desde fines de agosto, el plantel entrenó todos los días de tres a cinco de la tarde, aprovechando que sus integrantes no tenían obligaciones laborales por ser estudiantes. El amistoso se jugó en el campo de la Sociedad Hípica, en Palermo, ante unos ocho mil espectadores, entre ellos el presidente argentino Julio Roca y el ministro plenipotenciario del Uruguay, Daniel Muñoz.

El primer tiempo terminó con un inesperado 1-0 para los visitantes, con gol de Carlos Céspedes. De acuerdo con las reseñas de la época, los argentinos fueron “un aluvión” al iniciarse el segundo tiempo y lograron igualar a través de Jorge Brown. Nuevamente Carlos Céspedes, mediante un veloz contragolpe, logró el segundo gol uruguayo. Algunos minutos después, Bolívar Céspedes hizo el tercero para los uruguayos, luego de un corner ejecutado por Ernesto Bouton Reyes. Brown, cerca del final, achicó la diferencia, pero ya no hubo tiempo para más.

La Liga argentina felicitó a la uruguaya con un telegrama, en el que afirmaba: “Los miembros del team oriental se han portado como héroes. La línea de forwards ha resultado la mejor que se haya presentado en nuestras canchas”.

En esa línea aparecían, como puntero derecho y centrodelantero, Bolívar y Carlos Céspedes, autores de los tres goles. Junto al tercer hermano, Amílcar, arquero esa tarde, habían llegado a Nacional provenientes del Albion, pues vivían a poca distancia de la cancha del Paso Molino. Los Céspedes unieron sus nombres a Nacional en el triunfo y la tragedia. Su padre era enemigo de la medicina y no permitió que se vacunaran contra la viruela. Por esa razón, cuando se desató una epidemia en 1905, con pocos días de diferencia fallecieron Bolívar y Carlos. Amílcar se vacunó a escondidas y se salvó. Años más tarde, su club les rindió el homenaje de bautizar “Los Céspedes” a su local de concentración.

Argentina 2 – 3 Uruguay

Fecha: 13 de setiembre de 1903. Lugar: Sociedad Hípica, Buenos Aires.
Motivo: Amistoso. Arbitro: Robert Rudd (Argentina).
Goles uruguayos: Carlos Céspedes (2), Bolívar Céspedes.
Uruguay: Amílcar Céspedes, Carlos Carve, Ernesto Bouton Reyes, Miguel Nebel, Luis Carbone, Gaudencio Pigni, Bolívar Céspedes, Gonzalo Rincón, Carlos Céspedes, Eduardo de Castro, Alejandro Cordero.

Extraído de "La Crónica Celeste"

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar