DE VOLEA

El día que la AUF se puso los pantalones

DANIEL ROSA

Suele escribirse o hablarse de los dirigentes del fútbol (o de cualquier deporte) para criticarlos, porque en definitiva ellos no son el foco de atención (lo son los deportistas) y cuando aparecen es porque algo no anda bien. Sin embargo, es justo también hablar de ellos para decir cuando aciertan. Y este es el caso para con el Ejecutivo de la AUF.

Cuando el lunes 16 de octubre por la noche los futbolistas nucleados en Más Unidos Que Nunca tomaron la decisión de parar el fútbol, muchos apuntaron a la presidencia de Wilmar Valdez. Incluso desde alguna institución se escuchó decir que hubo negligencia porque se sabía desde hacía tiempo (lo cual es cierto) que ello podría llegar a ocurrir y que el Ejecutivo nada había hecho para adelantarse.

Otorguemos que puede haber existido cierta omisión, pero tampoco es cuestión de andar haciendo tormentas por las dudas a cada rato en un fútbol uruguayo que las tiene casi todo el tiempo. También es cierto que pasaron varios días entre idas y vueltas y la situación no cambiaba, pero como era un tema intergremial la AUF esperó un tiempo prudencial para que la situación se resolviera por los canales adecuados.

Sin embargo, cuando la Mutual decidió que la asamblea sería el 13 de noviembre, entonces sí actuó la AUF y lo hizo con firmeza. Su intimación a la comisión directiva liderada por Enrique Saravia para que accionara y resolviera el conflicto fue clave, porque no solo puso en un aprieto al gremio, sino también a los MUQN, ya que bajo apercibimiento de que cayera el convenio colectivo todos los futbolistas (y no precisamente la directiva de la Mutual, conformada por exjugadores) quedaron afectados.

Entonces aparecieron los intermediarios, las reuniones y finalmente el levantamiento del conflicto. La AUF se puso los pantalones cuando tuvo que hacerlo y no solo para ser firme, sino también para comprender -y de paso dejar en claro- que no está atada a nadie, sino que va a negociar con quien deba hacerlo por el bien del fútbol. No es la primera señal positiva que da y seguramente tampoco sea la última.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)