Luis González volvió a Danubio a coordinar formativas: resultados a la vista

Puso la casa en orden

Danubio no sólo ganó el Torneo Apertura, también fue el campeón general de las divisiones formativas donde sumó 303 puntos, dos más que Nacional. Por si fuera poco, los de la Curva de Maroñas también ganaron la tabla general del fútbol infantil (AUFI).

Luis González rodeado por parte de su equipo, técnicos, preparadores físicos, psicóloga y nutricionista.

Silvia Pérez

"Fue todo redondo y hay que aprovecharlo. Y se debe a un lineamiento institucional", dijo Luis González, quien regresó en enero al club para hacerse cargo de la coordinación de las divisiones formativas, donde Danubio había perdido pie. "Óscar Curutchet se juntó conmigo hace un año, el 31 de diciembre. Y me sorprendió porque yo de repente estaba con la cabeza en volver a dirigir Primera, pero una vez que le di el sí, le dije `acabo de firmar con Real Madrid`. El me dio la mano y me dijo que estaba jugado a mí. Y esa confianza me motivó. Por suerte, hoy los resultados dan la pauta del trabajo que se está haciendo. A mí no me cambia ganar la Anual, pero ayuda".

González trajo toda gente nueva, salvo Daniel Martínez que dirige Tercera y Cuarta División. Danubio ya tenía asistente social, pero el nuevo coordinador incluyó psicóloga y nutricionista. Además, tienen diez pasantes de la Universidad Católica, que llegan a trabajar por medio de un convenio entre el club y el mencionado centro universitario.

"Estamos cada vez más convencidos que el trabajo de formativas tiene que apuntar más a los integral, a lo social y al estudio", dijo González.

CABEZA. "El club tiene carencias, como las tienen otros, por eso apuntamos a la cabeza del jugador. Trabajamos en forma individualizada con las familias y eso demanda mucho tiempo. Estamos recién en una primera etapa. Estamos conformes, pero aspiramos a mucho más", dijo el hombre que al llegar cerró las puertas del complejo Héctor Del Campo a familiares y contratistas. "Hay que controlar las ansiedades de las familias y de los representantes. Pero a mí lo que más me preocupa es lo de estudio, porque en ese tema no tenemos el respaldo familiar necesario. Tratamos de motivar al chiquilín, motivarlo en el día a día, estar arriba suyo. Y estamos siempre en contacto con los adscriptos y directores de los liceos", contó.

"Acá hay chicos a los que no le podemos soltar la mano porque si lo hacemos terminan en el Comcar. Cuando el entorno de las familias no es el adecuado, y muchos son lamentables, los llevamos a vivir a la casita. Muchos no tienen el amparo familiar necesario. Son cosas que vemos día a día. Todo eso sumado a la rebeldía propia de la adolescencia y el lógico proceso de reafirmar la personalidad", agregó.

Según el "Pichu" González, el trabajo en formativas da más satisfacciones que el de Primera división, pero también "te hace tener más canas. Lleva mucho más tiempo y hay que tener paciencia y psicología. Pero tenemos devoluciones y son del corazón. Por ejemplo, que un chico te dedique los goles por algo que le dijiste, es muy lindo".

Al referirse a su responsabilidad en el trabajo, menciona a técnicos y colaboradores y hace hincapié sobre todo a la disciplina. "El material en Danubio está. La materia prima está porque la captación del club sigue funcionando muy bien, lo que yo hice fue poner un poco de orden. Y por medio del orden y la disciplina procuramos que los chiquilines encuentren un camino de satisfacción. La materia prima existe en Danubio, lo que hay que darle es tiempo y preparación. A la larga va a dar sus frutos", finalizó.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.