EN EL FRANZINI

Por culpa de Denis

El arquero de Fénix le impidió a Defensor Sporting llevarse la Tabla Anual.

Foto: Francisco Flores
Foto: Francisco Flores

Hace una semana todos hablaron de la imagen que dejó el final del partido en el Parque Central y Nacional. Ayer, todos los hinchas de Defensor Sporting tuvieron el flashback de aquella tarde, porque ahora sí, el gol que falló Carlos Benavídez mano a mano con Conde costó definitivamente la Tabla Anual. Eso y la falta de contundencia mostrada ayer por el equipo violeta ante Fénix, que terminó llevándose del Franzini tres puntos muy importantes para el próximo año.

¿Qué le pasó a Defensor? El partido no le pesó, eso está claro, porque fue el que llevó la responsabilidad en todo momento. Si quedan dudas de ellos, repasar los números finales siempre ayuda: 15 disparos (8 al arco, 1 al palo y 6 afuera), 13 tiros de esquina y 6 situaciones claras de gol. Todo eso a favor del violeta, que prácticamente monopolizó el dominio de la pelota durante los 90 minutos.

Fénix, como contrapartida, realizó solo dos remates al arco y ambos terminaron en el fondo de la red. Fue 100% efectividad. Pero no estuvo allí la explicación del resultado, sino en tres elementos clave:

1. La excelente actuación del arquero albivioleta, Darío Denis, quien ahogó una y otra vez el grito de gol a los violetas. Y cuando no pudo evitarlo, contó con una mala decisión del árbitro Daniel Fedorczuk, quien a los 82’ anuló un gol de “Romario” Acuña por una falta que sólo el árbitro vio.

2. El error defensivo de los violetas a los 33’ que costó el 1-0. Mathías Acuña apareció solo en el área para cabecear y batir a Guillermo Reyes, pero fue tan grande el fallo en la toma de marcas que por detrás suyo llegaba, también sin referencias, el zaguero Barboza.

3. La falta de compañía adecuada que tuvo Facundo Castro, otra vez el mejor futbolista violeta. Y aquí es importante detenerse en una consideración importante y es el de las bajas que tuvo Defensor. Finalmente Gonzalo Carneiro no pudo jugar y Cecilio Waterman, quien lo reemplazó, no hizo un buen partido. A eso hay que sumarle que faltaron dos bastiones del mediocampo como Mathías Cardacio (el equilibrio de este equipo) y Matías Cabrera, el que maneja los hilos de la oncena, pone la pausa, los pases entre líneas y saca los remates que siempre algo generan.

Fénix fue inteligente y práctico. Jugó con la responsabilidad de Defensor, lo esperó, le puso mucha presión en la zona baja del campo, le partió el equipo para jugarle de contragolpe y sacó petróleo de sus dos únicos remates al arco.

Defensor tuvo, como otra nota negativa, la quinta amarilla del “Coto” Correa, quien no estará el miércoles ante Peñarol para definir la Tabla Anual, esa que se escapó con la mala definición de Benavídez hace una semana en el Parque Central.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)