PEÑAROL

Cuestión de peso

Por primera vez en cinco años, Carlos Valdez puede salir del once por decisión de un técnico, pese a que arrastra una contractura. En 168 partidos, solo en cinco estuvo en el banco y fue por lesión.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Carlos Valdez. Foto: Gerardo Pérez

Es un cambio que sorprende. Si bien Fernando Curutchet no ha confirmado el equipo para visitar a Sud América mañana en el Parque Saroldi a puertas cerradas, el simple hecho de que se planteé la posibilidad de sacar del once a Carlos Valdez no es algo que pase desapercibido para nadie en Los Aromos.

El "Hormiga" no solo arrastra un extenso currículum en su vida futbolística si no que su simple presencia significa mucho más en la interna mirasol: es el capitán, es el que lleva más años en la institución y es el futbolista más grande en un plantel en el que la mayoría están por debajo de los 23 años.

A los 28, en 2011, Valdez llegó a Peñarol y sacudió el mercado de pases. Tras cinco temporadas en el fútbol italiano, todo hacía indicar que volvería a su club de origen: Nacional. Allí, el zaguero había realizado las divisiones formativas y se había lanzado como jugador profesional ganando dos Uruguayos en sus tres temporadas en el plantel de Primera.

Sin embargo, en silencio, como siempre le ha gustado manejarse, cruzó de vereda y en base a buenos rendimientos, se ganó el corazón del hincha carbonero rápidamente. Fue un pilar del equipo que terminó llegando a la final de la Libertadores en 2011 y consiguió los Uruguayos de 2012/2013 y 2015/2016. Además, desde este año con los retiros de "Tony" Pacheco, primero, y Marcelo Zalayeta, después, pasó a llevar el brazalete.

Desde su llegada, sumando partidos por el torneo local, la Libertadores y la Sudamericana, el "Hormiga" disputó un total de 168 partidos con el club, de los cuales solo en 16 fue sustituido. Apenas en cinco oportunidades estuvo en el banco de suplentes (en dos de ellas ingresó en el transcurso del juego), pero nunca faltó por decisión técnica si no por motivos puntuales: uno porque Peñarol puso un equipo alternativo (el 12/3/2013 con derrota ante Vélez Sarsfield en Liniers por 3 a 1), otro porque venía de recuperarse de la rotura del tendón de Aquiles (el 23/2/2014 en el empate 1 a 1 con Racing) y las otras tres porque arrastraba molestias y no se lo quería exigir (el 14/2/2015 en Cerro 0-3 Peñarol, el 22/2 en Peñarol 4-1 Juventud y el 30/8 en Defensor 3-1 Peñarol).

Entonces, si mañana se llega a concretar su ausencia ante la IASA, sería la primera vez que lo haga estando en igualdad de condiciones, aunque se sabe, arrastra una pequeña contractura. Lo trajo Diego Aguirre y después lo usaron absolutamente todos los demás entrenadores: Gregorio Pérez, Jorge Gonçalves, Jorge Da Silva (en sus dos ciclos), Diego Alonso, Jorge Fossati, Paolo Montero y Pablo Bengoechea. Fernando Curutchet, a cargo del equipo de manera interina, justo cuando el "Hormiga" finaliza su contrato, analiza una opción pesada. Muy pesada.

Silencio.

Carlos Valdez es líder por naturaleza. Aunque suele esquivar los medios de comunicación, el "Hormiga" ocupa su rol de referente.

No se pasea por los programas deportivos ni se presta a hablar, salvo que la situación lo requiera.

Como se dice en el mundo del fútbol, es de esos líderes silenciosos, que no tienen prensa y demuestran con hechos y acciones más que palabras.

Pesado.

Peñarol fue campeón del último Uruguayo y la dirigencia tomó una decisión para nada sencilla. Optó por no renovarle el contrato a los futbolistas que más tiempo llevaban el club con el objetivo de disminuir el promedio de edad y así, comenzar a forjar una nueva etapa, con otras caras. De ese modo, se fueron futbolistas como Guillermo Rodríguez y Luis Aguiar. Una temporada antes, había pasado lo mismo con Damián Macaluso y Juan Manuel Olivera. A eso, hay que sumarle los casos a los que se fueron por decisión propia: Antonio Pacheco y Marcelo Zalayeta, que le pusieron punto final a sus carreras, y Diego Forlán, que decidió interrumpir su vínculo y llevar sus goles al fútbol de la India.

Valdez tiene contrato con Peñarol hasta fin de año y es el último soldado de todo este grupo que se ha venido formando en estos últimos años. Tiene 33 años. ¿Seguirá?

De la casa.

"Estoy cumpliendo mi sueño de chico, jugar en Peñarol. Me tocó estar en Nacional pero fue una etapa nomás... Hoy estoy acá, el club donde me imaginaba, y muy feliz", declaró a principio de año cuando renovó su contrato por última vez.

"He tenido alguna chance de irme. Estuve varios años afuera pero hoy me siento muy feliz acá, en el club que quiero realmente. Peñarol es muy importante para mí. Es un sueño que lo pude hacer de grande y ahora trato de no desprenderme tan fácil", agregó en aquella oportunidad.

Se apronta con cuatro cambios

El entrenador Fernando Curutchet confirmó que hará cambios para enfrentar a Sud América. Esta semana, ha venido probando con: Gastón Guruceaga, Alex Silva, Maximiliano Perg, Bressan, Mathías Rodríguez, Nahitan Nández, Nicolás Freitas, Guzmán Pereira, Nicolás Albarracín, Diego Rossi (o Murillo) y Junior Arias. Salieron del equipo: Carlos Valdez, Ángel Rodríguez, Tomás Costa y Gastón Rodríguez. Vale aclarar que también probó con Carlos Valdez en la zaga junto a Perg, pasando el brasileño Bressan al lateral, quedando Mathías Rodríguez fuera del equipo. El único futbolista con el que no cuenta el entrenador es Luis Urruti que sigue al margen.

Pinta para repetir el mismo equipo.

Todo indica que Sud América formará con la misma oncena que el pasado fin de semana cayó ante Wanderers en el Parque Viera. Este sería con: Alain Baroja, Julián Perujo, Santiago Carrera, Edgar Martínez, Christian Britos, Jonathan Barboza, Fabián Yantorno, Christian Paiva, Federico Gallego, Gonzalo Vega y Gastón Colman. El equipo que dirige José Emilio Galiana cuenta con todo el plantel a disposición menos Emilio Mac Eachen, que terminó el partido ante el "Bohemio" con una contractura. El elenco "Buzón" llega a este cotejo en la decimosegunda posición con nueve puntos, los mismos que Peñarol, producto de tres triunfos y seis derrotas.

Maximiliano Perg: Llegó para cumplir el sueño del hincha; aún no se asentó en el puesto.

Con 25 años, tras cinco buenas temporadas en Fénix, desembarcó en Los Aromos para cumplir el sueño de jugar en el cuadro de sus amores.

Desde entonces, jugó siete partidos: seis por el Campeonato Uruguayo y uno por la Copa Sudamericana. Mostró un rendimiento parejo pero aún no se pudo afirmar en la zaga.

Matheus Bressan: Mostró rendimientos altos y bajos; un problema: la acumulación de tarjetas.

Con 23 años, llegó cedido a préstamo de Gremio de Porto Alegre. Inmediatamente, sorprendió por su fuerte carácter. Desde su llegada, jugó ocho partidos: seis por el Campeonato Uruguayo, dos por la Copa Sudamericana y marcó un gol. Además, acumula cuatro amonestaciones y dos expulsiones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)